Wolff, molesto con las críticas de algunos equipos

Mercedes ve "absurdo" el debate sobre el cambio del reglamento

Toto Wolff admite no comprender la postura de muchas escuderías contra Mercedes AMG

Afirma que los pilotos en Malasia fueron a fondo durante la totalidad de la carrera

Considera injusto criticar el concepto del deporte por la presencia de un coche dominador

AmpliarToto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, en el Gran Premio de Baréin - LaF1Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, en el Gran Premio de Baréin

Totto Wollf ha calificado de "absurda" la discusión en torno a la posibilidad de que algunos equipos insten a la FIA  a implantar modificaciones en el reglamento que cambien de forma radical el nuevo rumbo tomado por la competición.

El impacto que ha generado la nueva Fórmula 1 en la perspectiva de los aficionados podría haber obligado a algunas escuderías de la parrilla a recomendar una serie de cambios a la Federación Internacional con el fin de modificar la norma de ahorro de combustible que, para algunas voces autorizadas del paddock, ha terminado por diluir la esencia del deporte.

Todo ello se une a un dominio incontestable exhibido por Mercedes AMG que le ha permitido vencer de manera plácida las dos primeras carreras de la temporada, sin la posibilidad de que alguno de sus oponentes pudiera hacer frente al poderoso potencial exhibido por el motor de la marca de la estrella.

De hecho, Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari, ha programado una reunión junto a Jean Todt y Bernie Ecclestone para el día de mañana con el objetivo de proponer nuevos caminos para la máxima categoría sin comprometer el espectáculo, un concepto que algunos críticos ya echan en falta en las carreras de 2014.

Si bien parece descartada una reestructuración radical del reglamento vigente, todo apunta a que el límite de los kilos de carburante permitidos, así como el flujo máximo de gasolina, podrían estar siendo considerados por el organismo de Charlie Whiting.

Lo siento si no hicieron su trabajo en la forma que lo hemos hecho nosotros. 

Sin embargo, Mercedes mantiene su postura afín a las nuevas normas, y culpa a la ineficacia del resto de la parrilla como causante del alboroto mediático en torno a la nueva Fórmula 1.

"La parte interesante es que algunos fabricantes de motores o equipos están diciendo que no hemos conseguido hacer el coche eficiente para correr con 100 kilos (de combustible), así que lo que estamos tratando de hacer es añadir 10 kilos", ha revelado Toto Wolff, su jefe de equipo.

"Bueno, lo siento si no hicieron su trabajo en la forma que lo hemos hecho nosotros. Considero esta situación absurda", añade el germano.

Consciente de la necesidad imperante en muchas escuderías de frenar la hegemonía de Mercedes, Wolff ve injusto criticar el nuevo concepto de la categoría por la ausencia de más candidatos a la batalla por el mundial.

"Si ésta es la situación, no tendríamos que quitarle importancia al deporte en conjunto. Tendríamos que decir: Espera un minuto, Mercedes ha hecho un trabajo mejor", indica.

En este sentido, Wolff también ha afirmado que los pilotos disputan la totalidad de la carrera con el pie a fondo del acelerador, con lo que contradice la visión purista de otras personalidades en torno a los 100 kilogramos de ahorro de combustible.

"No creo que alguien tuviera un problema de combustible en Malasia. No hay ningún problema con el consumo de gasolina. Fuimos a fondo, todos los coches fueron a fondo. Terminamos con algo de margen de combustible".

Además, el mandatario germano ha señalado que la estrategia conservadora de Pirelli en la construcción de los nuevos neumáticos ha ayudado a que los pilotos ya no deban preocuparse por la degradación, lo cual ayuda a impulsar el ritmo de carrera al 100% de sus posibilidades.

"Así que lo que se ha dicho no es cierto. No hay un modo de ahorrar combustible. O hay un pilotaje de taxi. Los neumáticos duros se han sumado a ello. Vamos a fondo".

Sobre la supuesta falta de espectáculo en la lucha por la victoria, Wolff ha asegurado que la presencia de un equipo dominador ha supuesto un fenómeno presente en la categoría a lo largo de las últimas décadas.

"Simplemente tenemos que entender qué no quieren los aficionados. Si es el sonido, tendremos que dirigirnos hacia el sonido. ¿Las carreras se están haciendo aburridas porque domina un equipo o un coche? Quizá hayamos tenido esa situación en los últimos 20 años".

No en vano, Wolff admite que el dominio en la F1 no es atractivo para los aficionados: "¿Era aburrido que Sebastian (Vettel) ganara las últimas nueve carreras? Por supuesto es más aburrido si tienes a alguien que domina, y también veo ello como un aficionado".

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top