Habla John McQuilliam, su director técnico

Manor no habría competido en 2015 sin el trabajo de Booth y Lowdon

Alaba el trabajo de sus jefes por su esfuerzo ya que parecía "imposible" competir

Ver correr el coche en Malasia este año fue "una de las mejores cosas" que le han pasado

AmpliarManor estuvo muy cerca de no poder disputar el Campeonato - LaF1Manor estuvo muy cerca de no poder disputar el Campeonato

Manor estará en la parrilla de salida de la temporada 2016 en parte gracias a John Booth y Graeme Lowdon. Al menos es lo que ha afirmado su director técnico, John McQuilliam, quien asegura que sin los esfuerzos de ambos exjefes de la escudería, el equipo no sería una realidad.


John Booth y Graeme Lowdon dimitieron de sus puestos como director del equipo y director deportivo, respectivamente, debido a diferencias con Stephen Fitzpatrick, principal inversor de la escudería inglesa, a finales de la pasada temporada. Ahora, en declaraciones realizadas a Autosport, McQuilliam ha asegurado que fue "muy triste" ver su marcha del equipo.



Fue muy triste ver la marcha de Booth y Lowdon del equipo



El director técnico de Manor ha explicado que tanto él como la escudería les debe mucho a ambos. "Yo solía trabajar en Wirth Research (grupo de empresas de ingeniería), diseñando y construyendo el coche. Cuando nació Marussia, volvieron a llamarme. Y a principios del año pasado, ellos volvieron a coger el teléfono y dijeron: 'John, haz esto por nosotros'", ha comentado.



McQuilliam también ha tenido palabras para rememorar el duro inicio por el que pasó el equipo inglés, llegando a decir que "al principio pensaba que era imposible" pese a que en el equipo no se dieron por vencidos. "Pensé que si el rescate llegaba antes de Navidad sería capaz de hacer lo necesario y tener el coche listo... pero enero pasó y no llegaba. Así que cuando éste llegó en febrero, sólo dos semanas después de mi fecha tope, pensé... a ver si es posible", recuerda el inglés, que ha concluido afirmando que ver el coche correr en Malasia fue "una de las mejores cosas" que le han pasado.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de RIA556

Stephen Fitzpatrick, ha sido poco inteligente en la negociación con Mercedes, al solicitar una suma muy elevada o la de dos (2) UP, por el asiento a Pascal Wehrlein; con ello, lo que lograron en el convenio con Mercedes AMG HPP y la salida de Booth y Lowdon es disminuir las posibilidades de competitividad del equipo. Son 21 carreras y dos (2) jornadas de test de pre temporadas y eso representa, por lo menos, el uso de cinco (5) V6 Turbo y ERS por coche; lo que representa un costo de 75 millones de dólares en motores al año por el contrato de leasing tecnológico y sus bajos niveles de capacidad de endeudamiento y liquidación de deudas no les permitirá obtener una amplia cartera crediticia ante el Fabricante Alemán o en carrera con la Versión más actualizada del 2016, ocasionado por el fantasma de los costos. Asemás, se une el convenio con Williams, en lo que respecta a la transmisión y el componente aerodinámico. Por lo visto, la filosofía de desarrollo del coche de F1 del 2016 de Manor fue transferida a Mercedes y Williams, pero sin garantías o cartas de créditos, será difícil lograr un coche competitivo.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top