Privacidad absoluta sobre su salud

Lauda defiende el secretismo en torno al estado de Schumacher

El austriaco desconoce el estado real del Kaiser: "No tengo contacto"

AmpliarLa privacidad del estado de Schumacher es máxima - LaF1La privacidad del estado de Schumacher es máxima

El secretismo en el entorno de Michael Schumacher es máximo después del accidente que sufrió a finales del 2013 mientras esquiaba con su familia. La privacidad del Kaiser es absoluta y, pese a los numerosos intentos de prensa o, incluso, amigos y gente de su entorno no tan cercano, el estado de salud real del heptacampeón del mundo de Fórmula 1 se desconoce.


Es una evidencia que la preocupación entre su familia es máxima y que, después de más de dos años del fatídico accidente, Schumacher apenas ha mostrado signos de mejoría. El presupuesto que se ha gastado su familia para cuidar del piloto más laureado de la Fórmula 1 está al alcance de muy pocos, hasta el punto que se han tenido que vender fortunas tan valiosas como su casa de vacaciones en Noruega y su avión privado. Todo sea por el cuidado de Schumacher, que roza la friolera de 15 millones de euros, sólo contando lo que supone el pago a los 15 médicos que cuidan de él. 



A menudo pienso en él, pero desafortundamente no tengo contacto



Ante esta situación, la manager de Schumacher, Sabine Kehm, ha preferido que su casa, convertida en un hospital, sea un búnker. "La familia le protege y lo entiendo perfectamente. Pero eso significa que a todos los que les gustaría saber algo, no pueden saberlo", comenta Lauda a la televisión alemana Sky.



El austriaco se incluye en la lista de los que apenas tienen información sobre el Kaiser, ya el contacto con la familia es nulo. "A menudo pienso en él, pero desafortunadamente no tengo contacto. Simplemente mantengo la esperanza", explica.



La máxima privacidad que han conseguido en la familia Schumacher ha provocado que algunos medios de comunicación se precipitaran en el momento de informar. Lauda ha reflexionado sobre ello y considera que se debería buscar un equilibrio entre el silencio del entorno del Kaiser y la publicación de informaciones falsas por parte de la prensa. "La cuestión es si se puede encontrar un punto medio en términos de comunicación", concluye.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top