Presentación de la obra de María de Villota

La vida es un regalo, el libro

AmpliarMaría de VillotaMaría de Villota (1980-2013)

Hoy ha sido formalmente presentado La vida es un regalo, el libro que María de Villota escribió para contar al mundo su trayectoria profesional y su personal historia de autosuperación tras el accidente que sufrió en 2012 mientras entrenaba con Marussia en Inglaterra. Un mensaje lleno de alegría y esperanza que contribuirá a que su estrella siempre siga brillando, como parte de su legado.

La vida es un regalo, es un testimonio conmovedor y apasionante de una mujer que en ningún momento renunció a seguir pilotando con mano firme su propia vida.

La expiloto de Fórmula 1 María de Villota relata en esta obra el vuelco que dio su vida tras el accidente en el que estuvo a punto de perder la vida y por el que sufrió graves secuelas, en el transcurso de unas pruebas aerodinámicas con su equipo de Fórmula 1 en el verano de 2012. Lejos de caer en el desánimo, su tenacidad y su coraje fueron más poderosos que aquel trágico suceso.

"No quiero que el tiempo borre como siento, veo y pienso en este momento. Porque no quiero que este dolor y esta alegría de vivir se pasen como pasa todo en la vida. No, este accidente no puede pasar. No quiero que se decolore".

El libro narra la historia de la madrileña en primera persona desde sus primeros pasos en el automovilismo, con especial hincapié desde el día del accidente en el aeródromo de Duxford, hasta sus recientes proyectos en la Fundación Ana Carolina Díez Mahou.

La vida es un regalo pretende animar principalmente a aquellas personas que han sufrido grandes "golpes", en la vida y también a las que, viviendo rápidamente, quieren pararse en la lectura y adentrarse en cómo la vida puede ser un regalo. La sonrisa permanente de María se percibe de la misma forma en todo su relato.

"Espero que mi gasolina os sirva de combustible también a vosotros".

Aunque existen en el libro menciones al accidente de las que María no había hablado con anterioridad y a momentos difíciles de su carrera profesional, el único ánimo y espíritu con el que la expiloto de F1 escribió La vida es un regalo es el de transmitir las claves que a ella le ayudaron a salir adelante con la intención de que a otros también les pueda servir.

"No he escrito para reivindicar mi vida, sino la vuestra"

María recalcaba que aunque este libro era muy importante para ella, lo iba a ser también para su nuevo equipo, los enfermos o su "escudería de los valientes", como también les llamaba, ya que Plataforma Editorial donará parte las ventas de la obra a ayudar a niños con enfermedades neuromusculares y mitocondriales de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou.

"Ahora que solo tengo un ojo, quizá percibo más cosas que antes. Antes, mi vida era una contrarreloj total, era una lucha contra el crono, y ahora es cuando veo que hay que parar y medir las cosas de otra forma. Ya no son las décimas del crono, sino los pequeños momentos".

La piloto tenía grabado a fuego el accidente que había sufrido. Pero, sobre todo, no olvidaba el tortuoso proceso de recuperación posterior, que le hizo pasar por interminables horas de quirófano y que le llevó a escribir La vida es un regalo que arranca con su propia confesión:

"Yo era piloto. Corría mucho, a gran velocidad. Tan rápido que apenas calaban en mí las gotas de las miserias de la vida. Y no porque no las tuviese cerca, sino porque sólo quería correr, avanzar, lograr ese objetivo, cumplir mi sueño…".

Comentarios de Jordi Nadal, editor de Plataforma Editorial, sobre el libro: "Tras 30 años de edición y más de 6.500 obras publicadas, este libro es, sin duda, el que mejor une velocidad, humanidad y profundidad. Está escrito de una manera tan humana y luminosa que conmueve y alegra por igual. Noto cuando los libros tienen luz. El de María tiene tanta luz… Una luz muy importante: está bañado de esencia, belleza, elegancia, intimidad y discreción".

 

Sobre la autora

Con 17 años de trayectoria profesional como piloto, María de Villota consiguió ser pionera en distintas categorías del automovilismo y alcanzar logros no solo en la pista, donde fue la primera española en pilotar un Fórmula 1 y piloto de pruebas en la categoría reina, sino también fuera de ella.

Fue la primera mujer en el Mundial de Turismos (WTCC), en la Superleague Fórmula, con un cuarto puesto en Nürburgring, y en conseguir la "pole position" en las finales mundiales del campeonato Ferrari Challenge. También participó en la Fórmula 3000, en las 24 horas de Daytona y en el Campeonato Alemán de Turismos ADAC Procar, donde quedó tercera.

El 3 de julio de 2012, María tuvo un grave accidente en el aeródromo de Duxford (Reino Unido), mientras realizaba pruebas aerodinámicas con su equipo de Fórmula 1, en el que sufrió severas lesiones.

Era miembro de la Comisión de Pilotos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), embajadora de la Women in Motorsport Commission de la FIA y miembro de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Automovilismo. Era además colaboradora de distintos medios de comunicación y conferenciante.

Entre sus distintos proyectos, destaca la labor que desarrollaba como madrina en la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, que ayuda a niños con enfermedades neuromusculares y mitocondriales.

María de Villota falleció el 11 de octubre de 2013, a los 33 años de edad mientras dormía como consecuencia de las lesiones neurológicas del accidente.

 

maria-villota-laf1.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top