ANÁLISIS Y DENUNCIA

La OCU acredita falsos consumos homologados

AmpliarLa Organización de Consumidores y Usuarios se moja - SoyMotorLa Organización de Consumidores y Usuarios se moja

Los consumos homologados por los fabricantes siempre han estado en tela de juicio. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un intenso test para comprobar si los consumos acreditados por las marcas son reales. Un estudio que ha tenido 500 coches diferentes y que se ha prolongado por varios meses. El resultado, los vehículos gastan un 51% más de combustible de lo que anuncian sus datos técnicos.

La OCU ha querido realizar este estudio después de recibir numerosas quejas de usuarios que denunciaban que sus vehículos consumían más de lo estipulado. Tras realizar este estudio con 500 vehículos, se ha llegado a la conclusión que los datos de consumo homologado son falsos, o mejor dicho, no se corresponde a la realidad. Y no porque los fabricantes mientan en los mismos, sino porque los test realizados certificar estos consumos homologados no se ajustan a condiciones reales de conducción.

Y es que según la OCU, el consumo medio de los vehículos analizados según los fabricantes era de 5,1 litros a los 100 kilómetros. Sin embargo, los datos recogidos en su propio estudio certificaban que el consumo medio de todos los vehículos utilizados era de 7,7 litros a los 100 kilómetros. No es baladí esta diferencia, ya que un vehículo estándar, de distintos tamaños, cilindradas o tipo de carburante gasta unos 340 euros más para recorrer 10.000 kilómetros de lo que se deduce de los datos ofrecidos por las marcas.

La diferencia del consumo homologado respecto al real puede estar por encima del 11%.

No obstante, cabe recordar que las pruebas de consumo se realizan de la misma forma desde 1997. Estos test se realizan en una simulación perfecta de condiciones óptimas, sin tener en cuenta factores externos como el tráfico y con los límites de velocidad siempre ajustados a la ley vigente, lo que no computa si rodamos por debajo o por encima de estos límites de velocidad. Esta diferencia sumada a la utilización de unidades especialmente preparadas y al ajuste legal que pueden realizar las marcas arroja diferencias de consumo por encima del 11%.

Es un gran reclamo acreditar un consumo bajo y con este margen legal las marcas pueden hablar de estos consumos homologados, aunque no son reales. Por ello, la Unión Europea tiene un plan de actuación al respecto para modificar estas pruebas NEDC por otras con un criterio más real y adaptado a condiciones de conducción más reales. Está previsto que estas pruebas lleguen en 2017.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top