Un complejo sistema de crédito permite a la categoría reducir sus compromisos fiscales

La Fórmula 1 sólo paga en impuestos un 0'3% de sus beneficios

Sólo dos de las doce entidades estudiadas acudió a su cita con Hacienda en 2011

En el Reino Unido, las compañías han de aportar el 24% de sus beneficios en concepto de impuestos

Expertos llaman a las autoridades a revisar un sistema desvirtuado por las grandes empresas

AmpliarLotus E21 en el GP de AlemaniaLotus E21 en el GP de Alemania

Un informe desglosado por el periódico británico The Independent ha servido para echar luz sobre la peculiar relación de la Fórmula 1 con las autoridades impositivas del Reino Unido, país donde declaran la gran mayoría de las empresas relacionadas con la categoría reina del automovilismo.

Dicho periódico ha revelado que, en 2011, el Gran Circo eludió el pago de decenas de millones de libras gracias a un complejo sistema que le permitió declarar únicamente 949.663 libras pese a ingresar más de 300 millones positivos y existir una ley que estipula, teóricamente, que las empresas han de tributar un 24% de los mismos en concepto de tributos.

Éste es un ejemplo más de la reconocida ineficacia del sistema británico, trasgiversado por multinacionales para reducir al mínimo posible su compromiso con la Hacienda. ¿Pero cómo lo ha conseguido la Fórmula 1? La respuesta es simple a la vez que compleja: con un intrincado sistema de préstamos internos con otras empresas del mismo grupo como parte de un complejo acuerdo con HMRC, préstamos cuyos intereses desgrabarían de los impuestos.

Pero pese a evadir el pago de millones, la categoría reina todavía es positiva para la economía británica, pues en 2011 empleó a 5243 personas e ingresó la friolera de 2100 millones de libras, tomando como referencia los ejercicios de ocho escuderías, dos proveedores de motores y de la Fórmula 1 como entidad.

Sin embargo, de esas 12 compañías, únicamente dos acudieron a su cita con el sistema, y lo hicieron aportando solamente 1'9 millones a las arcas públicas: el fabricante de motores Cosworth y la Fórmula 1, cuya sede principal se haya en la ciudad de Londres.

Pese a que la OCDE ya ha dado los primeros pasos para evitar este tipo de situaciones en el futuro, a día de hoy las multinacionales siguen sacando provecho de un sistema que les da margen de movimiento. "Los grandes negocios, las grandes corporaciones y grandes fortunas, evitan el pago de impuestos a una escala industrial. El gobierno debe actuar al respecto. Si no hace algo para pararlo, no tendremos el dinero necesario para pagar los servicios indispensables en este país en el que la desigualdad va a más", explicó TIm Street, de UK Uncut.

El director ejecutivo de Taxpayer's Alliance, Matthey Sinclair, reconoció que a día de hoy hay poca gente de a pie que comprenda el funcionamiento de este sistema. "Resulta increíblemente difícil para el público general comprender cuántos impuestos debería pagar cada empresa. Es vital que los políticos que crearon nuestro sistema, lo simplifiquen y reformen drásticamente, para que así la gente esté segura de que todos pagan lo que han de pagar, ni más, ni menos".

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top