Quiere sanear las cuentas de la parrilla

La FIA ofrece vigencia en las reglas hasta 2020 si se reducen los costes

"Cuanto más estables sean las normativas, mejor será", afirma su presidente, Jean Todt

AmpliarLa FIA y Todt tienen la firme intención de reducir el gasto de los equipos en unidades de potencia - LaF1La FIA y Todt tienen la firme intención de reducir el gasto de los equipos en unidades de potencia

La Fórmula 1 lleva años con la cantinela de si se exige demasiado económicamente a los equipos. El gasto medio de una escudería puntera ronda los 300 millones de euros anuales (y lo que se desconoce) y la FIA quiere reducir esa cantidad. Todo este alboroto viene en base a la negativa de Ferrari de aceptar un tope económico. La Scuderia quiere invertir y usar en su beneficio la capacidad tecnológica de Maranello, y Jean Todt, molesto, coge las riendas.   

Ahora el francés se adueña del argumento económico para negociar con los equipos y les propone un trato: si gastáis menos, las normativas serán más estables. Irónicamente, ambas partes de esta negociación van de la mano. Mientras la normativa sea estable, los gastos se reducirán al evitarse nuevas tecnologías. El objetivo: mantener más allá de 2020 las normativas de 2017.

Si la normativa es estable, los gastos se van a reducir al evitarse nuevas tecnologías

"Ha sido una implementación de motores híbridos dolorosa. El público piensa que no son excesivamente ruidosos. Entiendo que cuando miras hacia el futuro veas que este motor híbrido es lo que el mundo del motor necesita, pero opino que las unidades de potencia cuestan mucho", afirma el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo en declaraciones recogidas por F1i.com. 

A priori la problemática no afecta directamente a los fabricantes, pues son los primeros interesados en invertir en I+D según da a entender Todt. El intríngulis llega de la mano de los equipos privados, la mayoría de integrantes de la parrilla: "El problema reside en que no puedes pedir a equipos privados que reduzcan sus presupuestos cuando la distribución del dinero les es completamente desfavorable, además de pagar lo que pagan por los motores. Por eso pregunté y se votó en mayoría en el Grupo de Estrategia".

Obviamente el reducir los cambios normativos a cambio de reducir el coste de los motores es un paso positivo para ambas partes. Los fabricantes no deberán excederse en gastos y tampoco están interesados en hacerlo si los números salen negativos. "A los fabricantes les prometimos que las normativas serían estables hasta 2020. En caso de que esta medida les anime a reducir el precio a sus clientes, estaré abierto a ampliar el margen temporal de estabilidad en normativa de motores", concluye Todt.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top