No es segura su participación en el GP de Italia

La continuidad de Chilton en Marussia podría correr peligro

Su padre se negó a pagar en Bélgica debido a las dudas sobre el futuro de Marussia

Andrej Cheglakov podría vender el equipo a un grupo inversor americano en 2015

Al parecer, el entorno de Chilton es escéptico sobre las intenciones del dirigente ruso

AmpliarMax Chilton - LaF1Max Chilton

El futuro de Max Chilton en la Fórmula 1 permanece incierto. Después de que el equipo Marussia llegara a prescindir inicialmente de sus servicios para el Gran Premio de Bélgica debido a “problemas contractuales”, el anuncio de que volvería a subirse al cockpit del MR-03 para la cita de las Ardenas no parece asegurarle una nueva participación junto al equipo la próxima semana en el circuito de Monza.


Las indiferencias financieras que mantiene el entorno de Chilton junto a la cúpula de la entidad anglo-rusa no parecen encontrarse cerca de una solución que permita al británico afianzar su futuro en la máxima categoría. Por el momento, la reacción inmediata de Marussia frente a los conocidos impagos pasó por confirmar a Alexander Rossi como su sustituto en Spa-Francorchamps, si bien es cierto que el inminente acuerdo alcanzado junto a Andrej Cheglakov, propietario del equipo, propició que el norteamericano volviera a ceder su puesto en los segundos entrenamientos libres.



La versión de los hechos ofrecida por Sports PR Company, la empresa encargada del desarrollo de la carrera deportiva de Chilton, apuntaba a que el piloto “prescindió voluntariamente de su puesto para permitir al equipo la posibilidad de atraer fondos muy necesarios con la venta de su asiento”, un comunicado que, al igual que el de la propia Marussia, escondía los detalles concretos de los problemas financieros que provocaron las diferencias iniciales entre ambas partes.



En este sentido, la publicación germana Speed Week apunta a que el padre de Chilton se negó a facilitar la cifra correspondiente al contrato de su hijo hasta que recibiera una aclaración sobre el futuro de la entidad de Branbury, la cual podría ser vendida en los próximos meses.



De esta forma, y según ha podido saber LaF1.es, los derechos del equipo podrían pasar a manos de un grupo inversor estadounidense a partir de la próxima temporada 2015. Tal movimiento no se produciría hasta la conclusión de la presente temporada debido a la necesidad de la empresa americana de asegurar que Marussia termina dentro de las diez primeras posiciones en el mundial de constructores y se aseguran una obtención superior a los cuarenta millones de dólares en materia de primas por parte de Bernie Ecclestone.



En cualquier caso, lo cierto es que prosiguen las diferentes reuniones junto a Cheglakov con el fin de confirmar que la cifra económica que inyecta el padre del piloto, componente de la directiva y uno de los principales inversores, conduce hacia un futuro que asegure la presencia de la escudería en la parrilla del próximo año. De lo contrario, existe la opción de que el próximo Gran Premio de Italia sea un testigo de una nueva ausencia, momentánea o definitiva, de Chilton a los mandos del monoplaza.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top