El ruso sustituirá a Vettel en Red Bull

Kvyat, sin presión para 2015: "No necesito cambiar mi actitud"

Las exigencias de Marko y el reto de suplir a un tetracampeón añaden presión a su futuro

El joven piloto afirma que fue su enfoque competitivo el que le llevó a ascender a Red Bull

AmpliarKvyat, sin presión para 2015: "No necesito cambiar mi actitud" - LaF1Kvyat, sin presión para 2015: "No necesito cambiar mi actitud"

De forma paradójica, Daniil Kvyat se ha convertido en uno de los principales beneficiados del terremoto ha sufrido últimamente la 'silly season'. El piloto ruso, relevación máxima en la batalla que disputan las escuderías del ecuador de la parrilla, afrontará en 2015 la responsabilidad de suplir la posición que deja vacante Sebastian Vettel en el equipo Red Bull, con el cual impuso desde 2010 hasta 2014 una senda triunfante de cuatro campeonatos de pilotos y constructores.


Si bien es cierto que el desarrollo de 2014 ha estado lejos de exhibir la mejor versión de Vettel tanto a nivel deportivo como psicológico, se antoja altamente improbable que su legado no vaya a pasar a la historia de los anales de la Fórmula 1 por marcar una de las etapas más exitosas que se recuerdan en el deporte junto a mentes brillantes de la ingeniería como Adrian Newey o Peter Promodou.



No obstante, la próxima temporada avecina una revolución drástica en los pilares que han concucido al éxito de las bebidas energéticas durante los últimos años. La más que probable marcha de Vettel a Ferrari, la salida confirmada de Promodou con destino a McLaren-Honda, así como la progresiva indiferencia de Newey con respecto al proyecto de futuro que idee el equipo, pues su ambición pasaría por emprender una nueva andadura profesional más allá de las cuatro ruedas, derivan en la necesidad de adaptar un profundo cambio de inflexión que marcará la participación de Red Bull en F1 durante el transcurso de la presente década.



Las bases de futuro con las que pretenden afrontar el nuevo tiempo de cambios contempla una apuesta clara por las promesas más destacadas de su academia de Jóvenes Pilotos, una de las más exigentes de la parrilla actual pese a haber impulsado hasta la fecha únicamente a Vettel hacia las estadísticas de récord de la máxima categoría, un objetivo que, sin embargo, también persigue con ansia Ricciardo tras reafirmarse en 2014 como uno de los pilotos más prometedores de su generación.



Ya sin las garantías competitivas de Vettel, y con Ricciardo asentado en una posición de líder interno, la responsabilidad del éxito en 2015 recae sobre el prometedor talento Kvyat, y es que la voluntad de Helmut Marko pasa por que el ruso sea capaz de traducir las notables actuaciones que ha mostrado junto a Toro Rosso en forma de un proceso de aprendizaje que le permita afrontar nuevos retos de carácter ganador con la escudería campeona del mundo.



Preguntado por la posibilidad de que verse obligado a modificar en cierto modo sus ambiciones frente a una responsabilidad de semejante alcance como la de sustituir a un tetracampeón mundial, Kvyat ha revelado que “para ser honesto, la actitud que tengo desde que llegué a la Fórmula 1 no ha cambiado demasiado por estar en GP3 o la Fórmula 3. Ha demostrado ser eficiente, y no necesito cambiarlo demasiado”, indica el ruso a la publicación Autosport.



De hecho, Kvyat asegura que su enfoque competitivo casaría con las expectativas que Red Bull habría depositado en su carácter a la hora de acordar su fichaje para la próxima temporada 2015: “Red Bull me ha cogido porque les gusta mi enfoque actual, así que no tengo previsto cambiar nada porque eso es probablemente por lo que han optado por escogerme”, ha destacado.



Ricciardo, por su parte, ha reconocido que su éxito sobre Vettel en 2014 podría haber motivado la decisión de Red Bull de situarle en posición de líder del equipo y relajar su incertidumbre en cuanto a los éxitos que puedan llegar de la mano de Kvyat en los próximos años. 



“Supongo que Red Bull se arriesgó un poco al ficharme. Creo que funcioné; he ido bien, así que con la marcha de Seb, tenían una oportunidad muy parecida (con Kvyat). Dani tiene un poco menos de experiencia, pero supongo que tienen la misma confianza en él como hicieron conmigo”, ha destacado.



“Es hora de intentarlo, dar un paso hacia adelante, ¡y de que pueda hacer difícil su vida! Pero nos llevamos bien, así que no tengo ninguna preocupación con su llegada el próximo año”, ha comentado.



 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top