Aliviado tras su renovación

Kvyat, con ganas de olvidar su año más duro

Asegura que no puede esperar a que acabe la presente temporada

El ruso ha perdido ya 8 puntos en el carnet, por lo que solo le restan 4 para ser sancionado

AmpliarKvyat, durante el GP de México - LaF1Kvyat, durante el GP de México

Un año duro para Daniil Kvyat, aunque el piloto ruso parece por fin dar carpetazo a un 2016 para olvidar. Tras comenzar con Red Bull, acabo viéndose relegado a Toro Rosso, donde ha sufrido toda la temporada con el riesgo de tener que abandonar la Fórmula 1 antes de tiempo. Finalmente, Kvyat continuará un año más con Toro Rosso, por lo que ha declarado que no puede "esperar" a que llegue 2017, un año en el que empezará de cero y en el que intentará demostrar su valía.

Así, tras imponerse en la pugna a Pierre Gasly, Kvyat formará, junto a Carlos Sainz, la pareja del equipo de Faenza en 2017. Tras un 2016 que ha definido como "un año de supervivencia", el ruso ha asegurado que ha sido un alivio firmar la ampliación de su contrato, asegurándose al menos un año más: "Generalmente las cosas me van bastante bien siendo honestos. Todavía quedan carreras esta temporada pero, honestamente, ha sido un año tan largo que no puedo esperar a que termine. En cierto modo, cada año es más y más difícil".

En declaraciones a Motorsport, ha analizado un año que parecía prometedor pero que acabó siendo "de supervivencia", aunque asegura estar contento tras haberse asegurado su continuidad en Toro Rosso, al tiempo que intenta sacar algo positivo de la experiencia: "Resultó ser una temporada de supervivencia, no me gustó y no quiero que suceda nunca más. No hay amigos en la Fórmula 1. Tengo una visión más amplia de qué cosas y qué detalles hay que ver y a qué tengo que prestar atención para no acabar, digamos, fastidiado".

"Hay muchos detalles interesantes que he aprendido, y no sólo en la pista, porque, por desgracia, cuando ocurren estas cosas en tu carrera, es más difícil aprender algo en la pista, así que mi progreso se detuvo. Por suerte, estoy trabajando con un joven grupo de ingenieros con mucha hambre y nos estamos empujando unos a otros, y me están presionando. Después de las vacaciones de verano siento que puedo lograr concentrarme en la pista y empecé a sentirme mucho mejor".

Por último, ha explicado que, aunque hubo "conversaciones" con otros equipos, lo que haya sucedido "ya no importa", ya que lo único que cuenta es que está "con Red Bull y más que feliz". Así, 2017 será un año de redención para Kvyat, pero aún arrastrará complicaciones tras este 2016. El ruso ha perdido, tras México, un total de ocho puntos en el carnet, lo que implica que, si antes del 1 de mayo de 2017 pierde otros cuatro puntos, será excluido de un Gran Premio, algo que, sin duda, querrá evitar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top