El alemán ha vivido dos meses de locos

Hülkenberg: "Combinar Fórmula 1 y Le Mans es durísimo"

Hülkenberg admite que combinar las dos categorías es más difícil de lo que parece

AmpliarNico Hulkenberg en Canadá - LaF1.esNico Hulkenberg en Canadá

Tras ganar las 24 horas de Le Mans y convertirse en el primer piloto de Fórmula 1 en activo en ganar Le Mans desde 1991, el programa del campeonato del mundo de resistencia 2015 para Nico Hülkenberg ha llegado a su fin y el piloto alemán reconoce que combinarlo con la Fórmula 1 ha sido durísimo. Se refiere a su calendario personal, que ha hecho que durante los dos últimos meses haya estado viajando el doble de lo habitual, prácticamente sin parar.


Aún así, Hülkenberg esboza una sonrisa cuando Bild le pregunta por ello: "Valió la pena. Fue el doble de diversión pero también el doble de trabajo. Los meses de mayo y junio han sido durísimos pero la oportunidad de trabajar con una marca como Porsche no llega cada día. Siempre he sido fan suyo y ambas partes estaban interesadas así que, ¿por qué no?". Esta mentalidad le ha llevado a ser un ganador de las 24 horas de Le Mans y aún piloto de Fórmula 1.



Valió la pena. Fue el doble de diversión aunque también el doble de trabajo



Pero no todo fue el glamour de competir en dos campeonatos del mundo distintos y en la prueba de resistencia más importante que existe: "Compré una maleta grande para que pudiera meter la ropa limpia y la sucia y tuve que lidiar con eso durante tres meses". Habrá que suponer que esa ropa sucia que en algún momento se fue acumulando acabaría siendo lavada en algún momento, claro.



Aunque su estatus como piloto haya cambiado tras el triunfo en Le Mans, Hülkenberg reconoce que eso tiene poca relevancia en el paddock de la Fórmula 1: "Con Porsche tenía un coche con el que podía luchar delante pero en la Fórmula 1 es difícil pensar en subirse al podio. No hemos cumplido nuestras expectativas", comenta refiriéndose a Force India, "No hemos trabajado con eficiencia ni suficientemente con el coche. No hay demasiada fuerza aerodinámica y por lo tanto, somos lentos".



Aún así, puede que no sea el mejor momento para sentirse lento ya que el Gran Premio de Austria será la última carrera que tanto Hülkenberg como su compañero de equipo, Sergio Pérez, disputarán con la actual versión del Force India. De cara a su carrera de casa en Silverstone, a una calle de distancia de la base del equipo, se estrenará la versión "B" que debería ayudarles a acercarse a la cabeza de carrera.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top