"Es una maravilla que estén rodando"

Hill, sorprendido por la fiabilidad de los monoplazas en Jerez

El expiloto se muestra asombrado por el reto técnico superado por los equipos

Considera "agradable" el sonido de los V6 Turbo y defiende la limitación de combustible

AmpliarHill, sorprendido por la fiabilidad de los F1 en JerezEsteban Gutiérrez con el C33 de Sauber en Jerez

La complejidad técnica adaptada por el nuevo reglamento ha originado una serie de cambios significativos en la fisonomía de los monoplazas de 2014, desde su concepto aerodinámico hasta el sonido procedente de los nuevos motores V6 Turbo. Pese a los problemas de fiabilidad que han surgido en la puesta a punto para el nuevo año, Damon Hill, expiloto de F1, ha subrayado la eficacia de las escuderías a la hora de acumular sus primeros kilómetros en los test de Jerez.

En una entrevista concedida al portal Motorsport-Total.com, Hill se ha mostrado partidario del funcionamiento del deporte a través de las nuevas reglas, especialmente en términos de fiabilidad: "(Los monoplazas) parecen muy diversos. Sé que tienen muchos problemas técnicos y roturas involuntarias, pero cuando reflexionando sobre ello, en cuanto al reto técnico que han de superar, es una maravilla que los coches estén rodando. Increíble, estoy asombrado", comenta el inglés.

Hill tampoco ha evitado hacer público su punto de vista sobre el tema más controvertido de la F1 actual: el sonido de los V6 Turbo. Contrario a la opinión de otras voces autorizadas del paddock, el expiloto ha mostrado su apoyo al peculiar ruido de los nuevos propulsores.

"El sonido es diferente. Es un ruido bastante agradable, pero probablemente no tan estremecedor como el pasado año. Pero quizá esto no sea tan malo"

Los deportes de motor han sido siempre eventos de largos tramos, no carreras a sprint

Uno de los principales aspectos que lleva a Hill a defender los nuevos V6 Turbo constituye la capacidad de los pilotos de optimizar su rendimiento para exprimir el potencial del monoplaza en zonas de baja velocidad.

"Me he puesto en los test en la primera curva y he visto a los coches en acción. Se reconoce cómo los pilotos utilizan el momento del giro para apretar el acelerador, al igual que en la salida de la curva. Eso es lo que queremos ver en un coche de carreras", reconoce Hill.

Sin embargo, el campeón del mundo de 1996 ve en la dependencia de la labor técnica el principal inconveniente que ofrece la F1 actual: "El único problema real para mí como piloto es la capacidad de control a través de los ingenieros, el componente táctico del automovilismo. Me gustaría que los pilotos tuvieran más libertad y verles dispuestos a llevar a cabo su trabajo sin demasiada intervención. Pero sé lo difícil que es ahora debido a la nueva complejidad"

El británico también ha plasmado su apoyo al nuevo reglamento en su opinión sobre la limitación de la carga de combustible en los monoplazas de 2014, la cual considera una implantación positiva para el desarrollo de la máxima categoría respecto la tendencia adquirida en los últimos años: "Es un componente fantástico. Ten en cuenta que se completará un Gran Premio como en 2013, pero solo con dos terceras partes del combustible, por lo que es extraordinario", ha explicado.

En este sentido, Hill no cree que la esencia del Gran Circo se vea alterada por el nuevo reglamento, puesto que la gestión de los diferentes componentes del monoplaza ha constituido desde hace temporadas un aspecto imperante en cualquier categoría del motor.

"Los deportes de motor siempre han sido eventos de largos tramos, y no carreras a sprint. En cada categoría interesante es necesario en cierto modo reprimir un poco. Este tipo de carreras ya las tuvimos anteriormente.  Entiendo a los pilotos: están tan preparados que pueden ir a fondo de principio a fin, el problema es que así no habría adelantamientos"

Si te interesa esta noticia
Primeras sensaciones de una era - LaF1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top