"Estuvimos en contacto tras mi tercer título"

Hamilton: "Ross Brawn tiene su culpa en el éxito de Mercedes"

El británico recuerda a Brawn como uno de los artífices de sus últimos títulos mundiales

AmpliarRoss Brawn y Lewis Hamilton durante la época en la que coincidieron en Mercedes - LaF1Ross Brawn y Lewis Hamilton durante la época en la que coincidieron en Mercedes

Lewis Hamilton ha ensalzado la figura de Ross Brawn como uno de los principales responsables de su reciente éxito con Mercedes en la Fórmula 1. Según el tricampeón, Brawn fue una de las piezas clave que propició su salida de McLaren en 2013 para embarcarse en un proyecto ganador que inició precisamente el ingeniero británico durante su vinculación a la marca de la estrella, quien decidió abandonar definitivamente el automovilismo a principios del pasado año.

Preguntado sobre el impacto de Brawn en su fichaje por Mercedes, Hamilton reconoce que "Ross también tiene su culpa en el éxito de hoy". "Estuvimos en contacto después de mi tercer título y algo así no se olvida", explica el piloto británico en alusión al trabajo que desempeñó su compatriota para que su decisión de abandonar McLaren se convirtiera posteriormente en un éxito tangible desde el punto de vista personal y profesional.

Brawn fue igual de responsable, si no el que más, de mi fichaje por Mercedes

En este sentido, algunas personalidades del paddock sitúan a Niki Lauda como uno de los grandes artífices de que Hamilton decidiera recalar en Mercedes como compañero de Nico Rosberg. No obstante, el propio Lewis reconoce que Brawn fue "igual de responsable, si no el que más" a la hora de valorar un posible cambio de aires: "Cuando me senté delante del hombre que había ganado tantos títulos con Ferrari, y me preguntó si quería correr con Mercedes, supe instantáneamente: 'Este es mi camino".

Dos años después de aquella decisión, Hamilton afirma sentirse "querido y respetado" dentro de Mercedes en comparación a la extrema serenidad que imperaba en el ambiente de McLaren: "Con mis pensamientos y todo lo que tengo no podía hacer nada de lo que quería. No podía ser yo". Mientras Lewis analiza las dificultades psicológicas que le han convertido en una persona exitosa, Brawn recordará con orgullo aquel proceso dialéctico que permitió al chico de Stevenage recuperar la confianza, asentar su vida y triunfar a los lomos de una flecha plateada. Larga vida al rey. Larga vida a Ross.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top