El británico se sincera en un testimonio para su web

Hamilton: "Lo importante es ser quien soy, no lo que la gente quiere que sea"

Confiesa que se derrumbó tras perder la Pole Position del pasado GP de Gran Bretaña

"Apenas podía salir del coche. Me sentía absorbido de toda energía", revela

Frente a ello, afirma que utilizó su "honestidad", un valor que define su "carácter pasional"

AmpliarLewis Hamilton en Alemania - LaF1Lewis Hamilton en Alemania

Lewis Hamilton ha ofrecido a sus aficionados un testimonio personal en el que repasa el contraste de emociones que experimentó a través de su victoria en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña tras cometer un error estratégico en la sesión clasificatoria que le apartó de la pole position.


Las palabras del piloto británico, publicadas en su página web personal, explican de manera profunda los sentimientos que pasaron por su cabeza como consecuencia de su decisión de no marcar un registro más ante la inestabilidad meteorológica presente en Silverstone durante aquella jornada.



Sufrí mucho el resto del día hablando a la prensa, porque no podía reunir todos mis pensamientos juntos



Si bien es cierto que las imágenes emitidas por la FOM ya mostraban el rostro serio con el que concedía las entrevistas a la prensa, Hamilton ha asegurado que sus pensamientos internos denotaban una tristeza aún más agravada, hasta el punto de haberse sentido absolutamente decaído y sin “energía” para reponerse de lo sucedido.



"No puedo explicar realmente el dolor cuando llegué al Pit Lane y vi que había perdido la Pole Position. Duele mucho. Apenas podía salir del coche y levantar los brazos. Me sentía absorbido de toda la energía. Me senté al fondo del garaje y traté de reponerme por mí mismo", ha revelado.



De hecho, el piloto de Mercedes AMG ha reconocido que su estado anímico apenas le permitía cumplir con el resto de compromisos del día: "No había forma en la que pudiera ocultarlo, y sufrí mucho el resto del día hablando a la prensa, haciendo aparicionesy todo eso, porque no podía reunir todos mis pensamientos juntos".



La reflexión compartida por Hamilton incluye, por otra parte, una autoreafirmación de sus capacidades y ambiciones como persona, y es que el británico ve en su decepción por no conseguir la pole position un ejemplo claro de honestidad.



"Para mí, lo importante es ser quien soy, no lo que quiere la gente que sea, porque soy muy pasional en la competición. Necesito ser honesto cuando hablo a la gente, pero también necesito ser honesto conmigo mismo", indica.



Así, Hamilton destaca el papel tan importante que juega su lado pasional en su reacción ante diferentes situaciones, y lamenta la falta de transparencia de algunos aficionados a la hora de juzgar situaciones complicadas como la que atravesó en Silverstone.



"La gente a veces juzga las cosas sin entender completamente la situación. Siempre llevo mi corazón en la mano y eso a veces puede causarme problemas, pero sé que siempre es mejor ser honesto"



 



La victoria del domingo, "como caminar sobre el agua"



Con el lamento de la clasificación a un segundo plano, el campeón del mundo del año 2008 ha reconocido que su victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña no sólo significó una profunda alegría para sus intereses personales, sino que también supuso un reconocimiento al incondicional apoyo mostrado por los aficionados británicos a lo largo de todo el fin de semana.



"Ganar el Gran Premio de Gran Bretaña fue como caminar sobre el agua. (…) Terminó con muy buena nota para mí. Fue fantástico ser capaz de otorgar la victoria a los aficionados, porque últimamente siento que el resultado era para ellos".



La satisfacción de Hamilton era tal, que ha logrado mantener la positividad durante la preparación para el GP de Alemania: "Aprecio este sentido del momento porque me deja con un sentido de positividad, y he tenido un periodo previo muy bueno de cara a este fin de semana por la forma en la que fue Silverstone", ha revelado.



Sin embargo, el británico es consciente de que la respuesta de las gradas será contraria a la que recibió en Silverstone, ya que su compañero de equipo, Nico Rosberg, es el que disputa ahora su Gran Premio de casa. Ajeno a las consecuencias que pueda originar tal panorama, el de Mercedes confía en exprimir su potencial y centrarse en sus objetivos personales.



"Nico tendrá el mismo apoyo aquí en Hockenheim este fin de semana como el que yo tuve en Silverstone, quizá incluso más tras la victoria de su país en el Mundial, y eso será un impulso extra para él, así que tendré que dedicar aún más tiempo en mí mismo", sentencia.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top