Defiende el trabajo de su equipo

Haas: "Muchos pensaron que Ferrari nos daría un coche"

El propietario del equipo americano afirma que encontrar esas décima extra es muy difícil

AmpliarHaas en Brasil - SoyMotorHaas en Brasil

Gene Haas tuvo un buen primer año como propietario de un equipo de F1. No sólo sumó 29 puntos (todos conseguidos por Romain Grosjean), sino que Haas también fue capaz de terminar por delante de equipos como Renault, Sauber y Manor. 


A principios de 2016 se señaló a Haas como un equipo B de Ferrari, y se malentendió el concepto que aplicó Haas en la F1. Sí, Ferrari ayudó con la aerodinámica en el túnel del viento y fue el suministrador a nivel de unidad de potencia, pero a efectos prácticos, Haas es totalmente independiente en pista. 



"Muchas personas pensaron que Ferrari nos iba a dar un coche y que nosotros sólo lo pondríamos en pista. Pero no es el caso. Creo que está claro que hay mucho más trabajo por detrás en estos coches que las simples partes de los mismos. Mercedes ha dado motores a varios equipos y estos no rinden tan bien como Mercedes, así que todo es bastante más complejo que construir los coches: hay que construir el equipo", afirma Haas.



"Por eso sufrimos: hay muchos parámetros a nivel de presiones de neumáticos, la presión de la temperatura ambiente y la refrigeración de los frenos para que estos coches vayan rápido. Cada equipo tiene que comprender esos parámetros y eso es lo que aún estamos aprendiendo, y así saber cómo hacer funcionar el coche, el motor, los neumáticos y los frenos", prosigue. 



Lo necesario para dar ese paso es tener una buena infraestructura a nivel personal y a nivel tecnológico. Para Haas, este factor lo tienen, aunque el propietario del equipo de Carolina del Norte siempre busca mejorar. 



"Creo que lo que tenemos es tan bueno como cualquier otro coche de parrilla. Lo que nos falta es sacar el máximo rendimiento del coche, otener esas cuatro-cinco décimas extra por vuelta. Para ello hace falta mucho esfuerzo. Creo que la infraestructura es la adecuada ahora mismo. El factor clave es añadir más personal experto en las áreas ya mencionadas. Tenemos que pasar más tiempo intentando hacer que el coche funcione", concluye Gene. 



En 2016 uno de los mayores problemas del equipo fueron los frenos, especialmente en la parte final de temporada. Varias roturas del disco de freno en medio de Grandes Premios dejaron sin oportunidad de sumar puntos a Romain Grosjean y a Esteban Gutiérrez, con lo que ese era uno de los puntos débiles. 2017 es un mundo nuevo, y Haas es de los equipos que, o pueden ir muy bien, o sufrirán con la normativa tan agresiva prevista para esta temporada. Para entender el funcionamiento de los monoplazas, Haas lo tiene claro: rodar y más rodar. 



 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top