Afirma que todo está "muy controlado"

Gerhard Berger: "La Fórmula 1 es demasiado perfecta"

El expiloto asegura que en su época había más fallos y las carreras eran más impredecibles

Critica el poder que tienen los grandes equipos frente al resto de la parrilla

"Para mí, el control de costes es imprescindible y el dinero debe ser repartido por igual"

AmpliarGerhard Berger vuelve a cargar con dureza contra la situación de la Fórmula 1 actual - LaF1Gerhard Berger vuelve a cargar con dureza contra la situación de la Fórmula 1 actual

Para Gerhard Berger, ganador de 10 grandes premios, y expiloto de Mclaren y Ferrari entre otros, la Fórmula 1 actual es "demasiado perfecta", lo que hace que la aplastante tiranía de Mercedes sea mucho más agotadora para los aficionados que los anteriores periodos de dominio que han existido en la F1.

La llegada del motor turbo V6 híbrido trajo consigo la explosión de Mercedes como equipo dominador, ganando 16 de 19 carreras tanto en 2014 como en 2015, un 84,2% de porcentaje de éxito. Dando lugar a temporadas muy lejos del espectáculo tan esperado por todos. Sin embargo, todavía están lejos del récord que ostenta Mclaren con un 93,8% logrado en 1988 de la mano de Senna y Prost.

En mi época, los aficionados aún disfrutaban del espectáculo y las carreras eran mucho más impredecibles

Aún así, los aficionados miran a la temporada del '88 como algo épico, algo que perdurará por siempre en la historia. ¿Cuál es la diferencia existente entre estos diferentes puntos de vista? Berger lo tiene claro: "Hay algunas diferencias entre la racha ganadora de Mclaren de mi época y la actual de Mercedes. Primero, los aficionados todavía disfrutaban del espectáculo de pilotaje. Segundo, las carreras eran mucho más impredecibles por aquel entonces porque había demasiados fallos o porque había demasiados errores".

"¿Quién se queda sin combustible hoy en día? El deporte es ahora tan perfecto que el dominio afecta al valor del entrenamiento del producto. Y, en tercer lugar, los errores eran penados. Si ibas demasiado rápido, terminabas empanzado en la grava. Hoy en día, esto se evita con enormes escapatorias. Puedes volver a pista normalmente sin perder tu posición. Todo está muy pulido, muy controlado, muy bonito y muy regulado", asegura Berger en Auto Motor und Sport.

El control de los ingresos de los equipos es la clave principal del aburrido dominio que ejercen los grandes equipos según el expiloto austríaco: "Para mí, el control de costes es imprescindible, y el dinero debe ser repartido por igual. Ferrari y Mercedes quieren que los demás puedan competir, pero a la hora de la verdad, ellos prefieren que no sean competitivos. Por eso, éste deporte precisa de una 'fuerza policial' que diga que todos deben tener la oportunidad de ser competitivos. No sirve de nada dar más a los equipos que siempre están ganando", concluye. 

Recuperar la esencia del pasado con la tecnología de hoy, ese es el reto al que se enfrentan aquellos que gestionan la F1. Para algunos como Berger, la fórmula es sencilla: más igualdad, menos control, y más libertad. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top