Un bronce que sabe a poco

Ferrari en el GP de Australia F1 2016: Domingo

Vettel reconoce que la bandera roja no les ha ayudado; hoy aspiraba a más

El alemán ha liderado buena parte de la carrera, pero la estrategia ha jugado en su contra

Pese a la frustración, se respira optimismo en Maranello tras comprobar la velocidad del SF-16

AmpliarSalida del Gran Premio de Australia - laF1Salida del Gran Premio de Australia

Optimismo en Ferrari. Hoy Sebastian Vettel ha subido al podio en tercera posición, pero al contrario que el año pasado existe la sensación de que el resultado sabe a poco. El alemán se ha erigido en uno de los pilotos más rápidos de todo el Gran Premio. Ha superado a los Mercedes en la salida y ha perdido el liderato perjudicado por una mala elección de neumáticos. La mejor noticia es que Ferrari es capaz de poner en serios apuros a Mercedes, algo que muchos esperaban con los dedos cruzados.

 

Kimi Räikkönen (RET):

"Hoy hicimos una buena primera mitad de carrera, pero perdí potencia y tuve que abandonar. No sé qué ha pasado exactamente, no creo que fuera un problema relacionado con el motor porque seguía en funcionamiento. Ha de ser otra cosa. Es muy desafortunado para todo el equipo. Tras los test invernales sabíamos que estaríamos bastante bien. El sábado fue un día divertido, con condiciones y circunstancias muy extraña, por lo que sabíamos que esa distancia no era real. El coche se ha comportado bien, es rápido y me ha dado buenas sensaciones, pero obviamente tenemos que terminar la carrera. Todavía tenemos trabajo por hacer".

 

Sebastian Vettel (3º):

"He hecho una salida muy buena, estoy contento de haber salido mejor que los dos coches que tenía delante. Me ha recordado a Hungría el año pasado, ha funcionado bien. Ha sido genial ver que Kimi también hizo una gran salida, nos pusimos 1-2 y empezamos a marcar el ritmo. La bandera roja no nos ha ayudado, pero lo más importante es que Alonso y Gutiérrez estaban bien. Parar la carrera era una decisión acertada. La primera vez que pasé vi el debris en el circuito. Cuando el último año ha ido bien y quieres cerrar la brecha, las expectativas son más altas. Ayer estábamos un poco más lejos y hoy estábamos más cerca. En general, una gran carrera. He ido al límite hasta el final, pero naturalmente hubiéramos querido más".

 

Maurizio Arrivabene, jefe de equipo:

"Nuestro ritmo durante la primera parte de la carrera ha sido bueno, antes de que ondeara la bandera roja. Pero eso no debería ser una excusa, sencillamente te demuestra que no puedes dar las cosas por hechas. La carrera de hoy debería servir de lección para que trabajemos más duro, con humildad y dedicación, empezando desde la próxima carrera del calendario, la de Baréin".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top