Ambos Sauber acaban fuera de carrera en Mónaco

Ericsson, contra Nasr: "Si cumple las órdenes, el accidente no ocurre"

Marcus Ericsson y Felipe Nasr han protagonizado una de las polémicas de la carrera monegasca

AmpliarFelipe Nasr y Marcus Ericsson tras su incidente en la Rascasse - LaF1Felipe Nasr y Marcus Ericsson tras su incidente en la Rascasse

Marcus Ericsson y Felipe Nasr han protagonizado uno de los incidentes más polémicos del Gran Premio de Mónaco. El brasileño rodaba en 14º posición cuando ha recibido la orden de dejar pasar a su compañero de equipo después de rodar aproximadamente un segundo más lento durante casi 7 vueltas, pero finalmente ha decidido hacer oídos sordos a las indicaciones emitidas desde el muro de Sauber. Ericsson, quien buscaba un hueco de forma desesperada, ha chocado contra el monoplaza de Nasr en la curva de La Rascasse, provocando el abandono de ambos pilotos y desatando una encendida controversia entre ambas versiones de lo ocurrido.

Los ingenieros de Sauber obligaban a Nasr a reducir la velocidad en su paso por la primera curva y facilitar así el adelantamiento de Ericsson con el objetivo de maximizar el resultado del equipo en la carrera. En declaraciones a la prensa trasladada a Montecarlo, el piloto sueco ha cargado duramente contra la negativa de su compañero a obedecer las órdenes del equipo. "Me dijeron que íbamos a cambiar posiciones, se lo habían dicho durante 6 ó 7 vueltas, pero no estaba ocurriendo. Les he dicho: 'estamos perdiendo mucho tiempo', tenemos al menos dos segundos que estamos desperdiciando", relata Ericsson

"He pensado que tenía que hacer el movimiento por mi cuenta. He recibido luz verde de mi ingeniero para intentar hacer el adelantamiento. En esa misma curva (la Rascasse), he intentado adelantar a Bottas en carrera. Ha estado muy justo, casi le doy, pero luego todo ha ido bien. Era un buen sitio porque he visto que (Nasr) en el ultimo sector estaba sufriendo mucho. He ido a hacerlo y pensaba que, en el peor de los casos, mantenía posición por detrás. Obviamente, el resultado no ha sido igual que con Bottas", añadía en este sentido.

Ericsson confiesa tener "una opinión diferente" sobre el toque respecto a Nasr, con quien ha hablado "muy brevemente" tras la carrera. "Con Bottas no ha habido ningún problema aunque estuviera justo. Es un sitio rueda a rueda, ya lo hemos visto este fin de semana en la GP2. Se hacen muchos adelantamientos en esa curva. Estaba perdiendo mucho tiempo detrás y era el mejor sitio para hacerlo. No pensé que iba a salir asi, porque en el peor caso me quedaba atrás a la salida de la curva", apunta Ericsson, quien respondía con un rotundo "sí" a la pregunta de si él hubiera respetado la orden en el caso contrario.

Aunque la orden original de Sauber apuntara a la primera curva de Santa Devota como el lugar adecuado para realizar la maniobra, la falta de reacción de Nasr ha obligado a Ericsson a probar suerte en el último sector. "Pensé que podíamos ir más rápido y alcanzar a los pilotos de delante. Me dijeron que teníamos que cambiar posiciones y así esperaba que fuera". Lejos de intensificar la ya alta tensión interna, Ericsson se muestra abierto a analizar el asunto con calma junto al equipo. "Lo siento por mi parte. Debemos sentarnos e ir hacia adelante en Montreal, luchar juntos como equipo y conseguir buenos resultados".

Ambos pilotos ya se vieron envueltos en otra polémica durante el pasado Gran Premio de España, aunque el sueco insiste en que el accidente de Mónaco ofrecerá lecciones positivas para evitar nuevos indicentes en el futuro. "En la Fórmula 1, los compañeros siempre una situación difícil porque hay una competencia muy alta. Pero no debe ser como hoy. Hay que sentarnos, discutirlo todo y asegurar que no ocurre lo de hoy", destaca el sueco, quien dejaba un recado al término de su respuesta. "Es algo que hubieramos evitado si se llegan a seguir las órdenes".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top