Así lo reconoce Graeme Lowdon

En Manor ven la llegada del equipo Haas en 2016 como una amenaza

Tendrán que luchar con ellos por el premio que se lleva el décimo clasificado del Mundial

AmpliarGraeme Lowdon - LaF1Graeme Lowdon

El último puesto de la clasificación, el farolillo rojo, es el que todo equipo quiere evitar. Pero, en la Fórmula 1 de hoy en día, ese lugar, el décimo, tiene asociado un privilegio al que Manor no quiere ni puede renunciar. El reglamento reparte premios a las escuderías según su lugar en la tabla al finalizar el Mundial, y el décimo también tiene su parte. Pero a partir de 2016, con la llegada de Haas F1 Team, una formación, la undécima, se quedará sin probar ese pastel.

En la formación de Dinnington lo saben y por eso ven a la novedad estadounidense como una amenaza. "Sí, lo es", dice Graeme Lowdon, quien critica las bases de su próximo rival: "Por lo que puedo ver, el equipo que llegará en el próximo año está fabricando un Fórmula 1 de una manera muy diferente a la de todos los demás. Cuando vayan a someterse a las reglas en algún momento, será interesante ver cómo va todo esa progresión".

Tenemos que tratar de ser tan competitivos como sea posible para 2016

Sin embargo, más que mirar por la ventana, el presidente de Manor lo hace hacia el interior de su fábrica, y es optimista: "Tenemos que centrarnos en lo que podemos hacer dentro de las reglas y tratar de ser tan competitivos como sea posible para la próxima temporada. Estamos desarrollando el próximo coche y estoy contento de ver que su progreso va muy bien. Esto nos da energía a todos para seguir adelante".

"Las carreras que quedan se sucederán rápido, así que no podemos ser complacientes y, de igual forma, no podemos esperar a que llegue el rendimiento. Hay que seguir presionando tanto como podamos, seguir tratando de conseguir velocidad y ver cómo se desarrolla la segunda mitad de la temporada", comenta el mandatario británico sobre lo que resta del Mundial 2015 en unas declaraciones recogidas por Autosport.

No podemos ser complacientes ni tampoco esperar a que llegue el rendimiento

"Con suerte, no pareceremos tan hechos polvo", bromea Graeme sobre lo que veremos tras el verano, un descanso merecido tras un comienzo de año vertiginoso para ellos: "No ha habido un respiro. Sé que es lo mismo para todos los equipos, pero hemos tenido un comienzo inusual de temporada y no hemos tenido la más mínima oportunidad para tomar aliento, pero ahora podemos. La gente ha sido probada física, mental, y emocionalmente".

"Debido a las regulaciones, las cuales apoyamos, las fábricas de los equipos deben cerrarse durante dos semanas, por lo que todos los chicos pueden ir a pasar algún tiempo con sus familias, recargar sus baterías y estar listos para empujar fuerte en la segunda mitad de la temporada", concluye Lowdon. Tendrán que avanzar todo lo que puedan para comenzar la carrera del 2016 por delante del equipo Haas. Su nuevo reto asoma por el horizonte.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top