No cree que sean imbatibles pese a la hegemonía actual

El dominio de Mercedes puede terminar en 2015, según Prost

El francés apoya la descongelación de motores para otorgar una mayor igualdad a la parrilla

Por ello, confía en que Ferrari y Renault sean una amenaza real al título de 2015

AmpliarEl dominio de Mercedes puede terminar en 2015, según ProstEl dominio de Mercedes puede terminar en 2015, según Prost

Sin opciones de luchar por las victorias, e inmersos en la planificación de la próxima temporada 2015, Ferrari y Renault buscan acordar junto a la FIA una posible descongelación de los motores que reduzca la drástica diferencia de rendimiento que les separa actualmente del potencial de Mercedes, absoluto dominador de la parrilla en 2014, y cuyo avanzado desarrollo de la unidad de potencia les sitúa en una cómoda posición para extender su superioridad en los próximos años.

Tal panorama abrumador se ve reflejado a la perfección en la ventaja de rendimiento de cerca de 80 caballos de potencia que permite al W05 Hybrid copar cada fin de semana los primeros cajones del podio. Y lo cierto es que las previsiones no apuntan a un cese inmediato de su dominio, pues los frutos que ha recogido Mercedes en 2014 guardan una relación directa con el trabajo exhaustivo iniciado hace ya tres temporadas en la fábrica de Brackley, y que se convirtió en la piedra angular de un futuro competitivo del que hoy ya empieza a disfrutar la marca de la estrella en su aventura dentro de la Fórmula 1.

Con este tipo de dominio, será difícil batirles, pero no imposible

Sin embargo, no será hasta el próximo mes cuando Ferrari, McLaren o Red Bull conozcan el veredicto final sobre su voluntad de acabar con la supremacía de las flechas plateadas y emerger así como candidatos potenciales a la lucha por las victorias en 2015.

Para ello, los responsables de dichas entidades ya habrían emitido en el pasado Gran Premio de Rusia su aprobación para permitir un mayor margen de modificación en los elementos que componen la unidad de potencia, si bien el elevado gasto económico al que teme Mercedes supone el principal obstáculo que impide alcanzar un consenso entre la lucha de intereses que convive actualmente en la máxima categoría.

Alain Prost, por su parte, ha repasado desde una perspectiva más optimista las posibilidades de que la batalla por el campeonato en 2015 no se vea reducida a las victorias de dos pilotos beneficiados por el potencial de su monoplaza, sino que contempla la candidatura de más escuderías que aprovechen la posible descongelación para dar un paso hacia adelante en términos de rendimiento.

"Primero debemos de esperar para definir las reglas sobre el desarrollo del motor, lo cual no es fácil. Eso va a ser bastante importante. Cuando tienes este tipo de dominio, va a ser difícil (batirles): pero no imposible", ha comentado el francés en unas declaraciones recogidas por Autosport.

Si bien es cierto que supone una tarea de cuantiosa dificultad el hecho de idear un nuevo diseño del monoplaza que logre combinar los cambios en la unidad de potencia con una filosofía determinada en la construcción del chasis, Prost deposita su confianza en que la competencia de Mercedes logrará llevar a cabo el trabajo necesario para convertirse en una verdadera amenaza de futuro: "La forma en la que puedes cambiar las cosas en el chasis es limitada, pero creo que todos juntos, tanto por el equipo como el motor, pueden hacer un mejor trabajo (los rivales de Mercedes)", ha señalado.

Más allá de mostrarse sorprendido por la extrema ventaja de la que goza Mercedes en los inicios de la era turbo en la F1, el tetracampeón reconoce que la clave del éxito de la marca germana recae únicamente en haber emprendido un proyecto de semejantes garantías competitivas gracias a un dilatado margen de tiempo de varios años que sirviera para concienciarse internamente de la necesidad e importancia de cumplir con el objetivo de obtener buenos resultados de 2014 en adelante.

Mercedes tiene ventaja porque empezaron este proyecto hace más de tres años

"Era casi inevitable. No hablo de la diferencia de rendimiento, sino de que Mercedes tiene ventaja porque empezaron este proyecto hace más de tres años. Al mismo tiempo, teníamos a Renault luchando cuatro veces consecutivas por el mundial", ha añadido el francés.

"Quizá fuera más difícil cambiar la forma en la que trabajas, en la que inviertes y en la que gestionas las cosas, especialmente cuando tienes un cambio completo en las reglas, una nueva forma de construir los motores y un nuevo enfoque. Es difícil hacer las dos cosas a la vez. Por eso siempre hablábamos de lo difícil que sería batir a Mercedes este año. También están haciendo el chasis y el motor, y este es el año donde también ha sido una ventaja", ha apuntado.

Por ello, Prost considera que el liderazgo de Mercedes no sólo estriba en la potencia de su motor, sino también en "el paquete completo y la integración" de los seis componentes principales con el resto del monoplaza. Con vistas a reducir en cierto modo semejante ventaja respecto a sus rivales, Prost apoya públicamente la descongelación de motores, pues cree que beneficiará los intereses globales de la Fórmula 1: "Si se mantiene estático el motor, se destruye todo", ha indicado con contundencia el expiloto.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top