TERMINA EL RALL-RAID MÁS DURO DEL MUNDO

El Dakar ya conoce sus ganadores: Al-Attiyah, Coma, Sonik y Mardeev

En coches, Nasser Al-Attiyah consigue su segundo título tras el que ganó en 2011

En motos, Marc Coma se lleva su quinto Dakar y está a uno del récord de Peterhansel

En quads, Sonik rompe la racha sudamericana y se hace con la victoria final

En camiones, Airat Mardeev gana su primer rally y le otorga a Rusia y Kamaz su 13er título

AmpliarNasser Al-Attiyah y Marc Coma, vencedores en Coches y Motos - LaF1Nasser Al-Attiyah y Marc Coma, vencedores en Coches y Motos

Después haber disputado 13 etapas, sufrido durante 14 días, haber recorrido un total de más de 9100 kilómetros, cruzado tres países, haberse enfrentado a temperaturas desde los -2 a los 50 grados centígrados, haber rodado en bosques, pistas, desierto, dunas, arena, tierra, sal… los participantes del Rally Dakar 2015 han llegado al fin de su aventura.   

406 vehículos subieron al podio de la Plaza de Mayo el día 4 de enero, y 216 han conseguido llegar al Tecnópolis de la capital argentina, donde han sido recibidos como auténticos héroes. En el camino se han quedado 190 ilusiones, sueños, esperanzas de pilotos, copilotos y asistencia y, sobre todo, un nombre, Michal Hernik, que tristemente nos dejaba el segundo día de competición. Su muerte ha empañado un rally que, al menos, desde los ojos de este redactor, ha sido el más duro de cuantos se han disputado en suelo sudamericano.

Los corredores han entonado hoy su particular Pobre de mí y, por última vez, se han colocado en la zona de salida para hacer frente a una especial que, a causa de las lluvias ha sido recortada. Coches y camiones han hecho un total de 34 kilómetros, mientras que motos y quads han rodado un poco más, 101 hasta el CP2. No ha habido ninguna sorpresa, y todos han conseguido llegar a la meta, con Robby Gordon –coches-; Ivan Jakes –motos-; Willem Saaijman –quads-; y Hans Stacey –camión- ganando la última especial de esta edición.

 

MOTOS

Por algo le llaman Ave Fénix¸ por algo es el vigente campeón, por algo es, tras Stéphane Peterhansel, el corredor más laureado en la categoría de motos. Marc Coma ha conseguido su quinto título en el rally-raid más duro del planeta, en una de las ediciones más duras de las que se recuerdan. El de Aviá sólo ha ganado una etapa este año, pero le ha valido para hacerse con su particular "manita", y tener a tiro de piedra el récord de seis victorias en motos que ostenta "Monsieur Dakar". La tarea no ha sido nada fácil, pues ha tenido que hacer frente a un Joan Barreda que, sin duda alguna, ha dado una lección de pilotaje. La cabeza le fallaba al de Torreblanca hace años, el destino ha querido que este, en el que más regular y controlador ha sido, un error externo le haya apeado de un podio que, casi con toda seguridad, hubiera sido el primero en pisar. La etapa entre Iquique y Uyuni nos dejó la heroica imagen del castellonense llegando con el manillar partido; la disputada entre Uyuni e Iquique, la devastadora foto del, hasta el momento líder de la general, siendo remolcado por su compañero Jeremías Israel. Finalmente, ha sido 17º, una posición que no refleja para nada el pilotaje que ha tenido en esta edición. 

El testigo de Barreda lo ha recogido su compañero Paulo Gonçalves. El portugués ha firmado una actuación magistral, rodando muy rápido, sin errores, y apretando las clavijas a un Marc Coma que, día tras día, cedía algo de tiempo respecto al luso. Finalmente, la penalización de 15 minutos que sufrió a causa de su cambio de motor le ha lastrado, pero puede sentirse contento con su segunda plaza, ya que por detrás, llegaba un Toby Price que ha sido otra de las estrellas de este rally. 

El "aussie" ha demostrado que, a poco que tenga una moto "pata negra", puede poner en aprietos a los líderes del Dakar. A bordo de una KTM no oficial, ha conseguido llevarse una victoria de etapa, y la tercera posición final, unas credenciales que, seguro, le otorgarán una mejor estructura de cara al año que viene.

Sin embargo, en lo referido a nombres propios, hay que hacer una mención especial, pues, en la novena posición de la general se encuentra la piloto con más talento de cuantos han tomado la salida. Laia Sanz ha conseguido no sólo colarse en el "top ten", sino además marchar durante cinco etapas como octava de la clasificación general. Finalmente, ha caído una posición por detrás, hasta la novena, pero certifica la mejor actuación histórica de una mujer en coches. En 2015 ha disfrutado de una Honda del equipo HRC, y no ha desaprovechado la oportunidad ni un solo momento. La catalana sigue dando pasos de gigantes para, ojalá, convertirse algún día en la primera mujer en ganar el Dakar en motos.

El resto de españoles también han brillado con luz propia. Txomin Arana ha realizado un rally espectacular, yendo de menos a más y luchando en las últimas jornadas por meterse entre los 15 mejores. El del Gernika Off-Road ha sido 16º en la general en su segundo Dakar, un resultado que está pidiendo a gritos una Yamaha oficial para el próximo año. Por detrás, por fin podemos contar que Rosa Romero ha llegado a la meta, al igual que su compañero en el equipo español Himoinsa, Antonio Gimeno.

Mención especial merece la "familia" Fernández.  Domingo Fernández y Carlos Fernández han conseguido llegar al final del rally de la mano, siendo 55º y 56º. Padre e hijo han rodado juntos durante todos y cada uno de los días, y han finalizado el Dakar más familiar de todos, pues, mientras ellos se batían el cobre en el desierto, su esposa y madre controlaba absolutamente todo lo que ocurría desde el vivac.

Por desgracia, no todos los españoles que partieron han llegado a la meta.  Jordi Villadoms, Joan Pedrero, Gerard Farrés, Marc Guasch, Daniel Oliveras, Miguel Puertas, Manuel García y Marc Pedrola no han conseguido terminar esta edición, aunque, seguro que en 2016 volverán con más fuerza para intentarlo de nuevo.

 

COCHES

En coches, podemos decir que el Dakar ha coronado a su nuevo príncipe. Después de tres años de sequía, Nasser Al-Attiyah ha conseguido su segunda victoria final en el rally-raid más duro del mundo, en el que ha dominado con mano de hierro. Casi nadie ha podido toser al medallista olímpico, quien ha estado en lo más alto de la clasificación general desde el segundo día. Su trono es incontestable, al igual que sus actuaciones en la arena. Con cuatro victorias es, junto con Orlando Terranova, el corredor que más etapas ha ganado este año, y eso se ha traducido en una diferencia final de 35 minutos y 34 segundos respecto a Giniel De Villiers, que ha conseguido la medalla de plata en la edición 2015. 

El sudafricano partía, junto con los Peugeot, como uno de los favoritos, y aunque ha dado guerra, ha sucumbido al ritmo demoledor que el catarí imponía por delante. Llevar una estructura propia es siempre difícil y, aunque el Toyota imperial Team South Africa es uno de los equipos más preparados de toda la caravana, sigue estando un paso por detrás de los todopoderosos Mini. La tercera posición final ha ido a parar a manos de Holowczyc. A la chita callando, el polaco se ha mantenido en el "top 5" durante casi todos los días, y se coloca como el primer Mini oficial de la general. Cuarto ha sido el belga Van Loon, que también ha protagonizado numerosas incursiones en la cabeza del pelotón. Sin embargo, se echa de menos un nombre en esta clasificación, el del saudí Al-Rajhi, cuyo Toyota le dejaba tirado a dos días de que terminara el rally. Su abandono ha sido una de las decepciones del rally, aunque, la más grande la ha protagonizado un equipo francés.

Peugeot presentó su 2008 DKR como el automóvil definitivo para dar caza a Mini, pero nada más lejos de la realidad. El coche es joven y atrevido, y esa mezcla no pega bien con la arena del desierto. Los leones, más bien han sido gatitos panza arriba, intentando defenderse y mostrando momentos de brillantez, pero ni mucho menos rindiendo al nivel que se esperaba de ellos. Está claro que, con más rodaje, el Peugeot puede ser un coche ganador, pero de momento, no tiene sitio entre los de arriba. Stéphane Peterhansel ha concluido el rally en undécima posición, a más de cinco horas del ganador; mientras que Cyril Despres ha dado un espectáculo casi lamentable, finalizando en la posición 34 a más de 15 horas de la cabeza. Por su parte, la principal esperanza de la marca francesa, quedaba fuera en la quinta etapa a causa de un fuerte accidente.

Carlos Sainz era, por lógica, el hombre más adecuado para guiar a Peugeot hacia la victoria. Sus dos participaciones anteriores a manos de un  buggy, han hecho fácil la adaptación del madrileño al 2008 DKR, pero antes de entrar en el terreno más favorable para su coche, quedaba fuera de combate. Por desgracia, a su baja se ha sumado la de Nani Roma. El vigente campeón pudo retener su título durante 10 kilómetros, hasta que el Mini dijo basta. El catalán ha vivido una auténtica pesadilla a bordo del coche número 300 y, cuando parecía que comenzaba a levantar cabeza, ganando una especial, la organización le apeaba de la competición por saltarse varios waypoint.

Sin embargo, no todo han sido malas noticias para los "locales" en coches. Albert Llovera nos ha emocionado a todos después de conseguir llegar a la meta de Buenos Aires. El andorrano, en silla de ruedas tras un accidente de esquí en 1985, ha recogido el testigo de Isidre Esteve, y ha llegado a meta junto a Álex Haro en la posición 41. Por su parte, el gran Xavi Foj, copilotado por Nacho Santamaría, ha pisado por decimocuarta vez el podio final de un Rally Dakar. El catalán, después de iniciarse en camiones, se cambió a coches en 1999, y desde entonces sus actuaciones han ido a mejor, proclamándose ganador de la categoría T2 diesel en 1999, ganador de la categoría T1-2 en 2011, y de la categoría T1 en 2012 y 2013.

Sin embargo, el resto de españoles que iniciaron la competición no han tenido tanta suerte, y Albert Bosch, Fernando Álvarez, Ramón Vila, Ignacio Corcuera "Livingstone", Jesús Henríquez y Luís Chillida no han conseguido llegar a Buenos Aires.

 

QUADS

En 2009, los quads comenzaron a competir como una categoría propia. Ese año, el ganador final fue el checo Josef Machacek, pero a partir de entonces la victoria ha caído siempre del lado de Sudamérica… hasta hoy. El polaco Rafal Sonik, ha conseguido romper una racha de cinco títulos seguidos que se han repartido entre Chile y Argentina. Quizá no ha sido el más rápido del rally, pero sí el más constante, y ha aprovechado la baja del vigente campeón, Ignacio "el perro" Casale para hacerse con su primer título en la categoría.

El chileno partía con la vitola de favorito, pero una serie de catastróficas desdichas le han acabado dejando fuera de juego. Llegó con la bota empapada de gasolina al campamento de la séptima etapa, y en la octava, la famosa del salar de Uyuni, amenazaba con abandonar la competición después de los sinsentidos de la ASO. No hizo falta, pues su quad se averió el décimo día, y le dejó en bandeja la victoria a un Sonik que, por si no tenía ventaja suficiente, veía como Sergio Lafuente, segundo clasificado de la general en aquel momento, caía y abandonaba en la especial número diez.

Sonik, ha vencido el rally con un margen de 2 horas y 54 minutos sobre la gran estrella de este año, el argentino Jeremías González Ferioli. Con tan sólo 19 primaveras, y después de finalizar sexto en 2014, ha conseguido una victoria de etapa y, sin duda, se postula como el sucesor de los hermanos Patronelli. Además de Ferioli, cabe destacar las actuaciones del boliviano Walter Nosiglia, tercer clasificado final; mientras que "la rubia" Sanabria cierra el grupo de los cuatro primeros.

En lo que respecta a los españoles, tenemos que lamentar que ninguno de los dos participantes locales ha conseguido llegar a Buenos Aires. Xavi Montero, tenía que decir adiós en la segunda etapa; mientras que nuestro sueño duraba un poco más, concretamente hasta el día 8, cuando "El caballero negro", José Luis Espinosa, también se apeaba de la competición.

 

CAMIONES

Для России категория грузовик дело государства, поэтому мы победили. No se preocupen, su ordenador está en perfectas condiciones, lo que ocurre es que, en camiones, el Dakar sólo puede hablar un idioma: ruso. Kamaz, Kamaz, Kamaz: es lo que nos encontramos al echar un vistazo al podio de la edición 2015. Pocos han podido toser a los rusos. Hoy, Hans Stacey se ha hecho con la victoria, pero el trofeo final lo levantará, por primera vez Airat Mardeev.

El tártaro ha protagonizado una lucha sin cuartel con su compañero Eduard Nikolaev, aunque finalmente ha sido capaz de superarle por trece minutos y 52 segundos, mientras que la última posición de podio le corresponde a Karginov. Gracias a la victoria de este año, suman un total de trece títulos, y los trece con pilotos rusos. Kamaz podría haber hecho póker en cabeza de no haber sido por la intrusión del MAZ de Ales Loprais. El checo, con Ferrán Marco en la cabina, ha sido el primero del resto de mortales, y ha conseguido colarse delante de Sotnikov.

En lo que respecta a los Iveco, el número uno del equipo ha sido el segundo de los camiones verdes en llegar a la meta. Hans Stacey ha maquillado un poco la actuación del Team De Rooy, que no ha rendido como se le esperaba. Stacey ha sido sexto, mientras que De Rooy se ha visto relegado hasta la novena posición, por detrás de Van Vliet y Kolomy.  Los neerlandeses han conseguido batir en años anteriores a las bestias del Kremlin, pero este año han estado muy descafeinados, con un Gerard De Rooy que sufrió un problema mecánico en los primeros compases, algo que ha lastrado su participación durante toda la carrera.

Dentro del equipo De Rooy tenemos a un español, Pep Vila, que este año ha vuelto a ejercer de asistencia de los grandes, y que ha finalizado en rally en la decimosegunda posición. Él ha sido el primer camión local, pero no el único, pues Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Enric González; así como, Jordi Ginesta, Jordi Comallonga y Alberto Herrero, han sido capaces de finalizar esta edición 2015, lo que significa que los tres pilotos españoles han llegado al Tecnópolis.

 

Aquí termina el Rally Dakar 2015. Los pilotos, descansarán ahora y comenzarán su preparación para la edición de 2016 que, aunque ahora parece lejana, se acerca a la misma velocidad que todos los valientes que, año tras año,  intentan hacerse con el trofeo del tuareg. Muchas gracias a los que habéis seguido durante estas dos semanas la cobertura que laF1.es ha hecho de esta prueba. Por mi parte, he dado todo lo posible para intentar transmitir la emoción, pasión e incertidumbre de esta prueba mítica. Como decía el gran Thierry Sabine, creador de este mágico evento: "C’est le Dakar, patrón". Hasta el año que viene.

 
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Wild

Coma desde luego que eres un héroe,Barreda has dejado en una buena posición a Honda para no comprarle manillares.
Al- Attiyah es un pastor qatarí y ha ganado el Dakar como se explica?

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top