Rosberg y Button hablan de uno de los mayores retos de 2014

El consumo de combustible, "un gran desafío" para el paddock

Nico: "Es bastante complicado, necesitaremos ayuda y asesoramiento de los ingenieros"

AmpliarNico Rosberg a los mandos de su Mercedes W05 - LaFNico Rosberg a los mandos de su Mercedes W05

Una de las mayores preocupaciones que tendrán los equipos este año y que a muchos no les ha dado tiempo a comprobar en los test de pretemporada es el consumo de combustible. Con un motor más eficiente pero con un depósito con 50 kg. menos de gasolina que en 2013, deberán medir muy bien sus objetivos y los momentos adecuados en carrera en los que exigir al máximo a su propulsor o en los que guardar revoluciones para asegurarse llegar meta.


Gracias a lo aventajados que van en su desarrollo, Mercedes es de los pocos que han hecho simulaciones de carrera y ha podido hacer una pequeña estimación de este particular reto. Nico Rosberg dio sus impresiones: "Baréin es la peor pista, por lo que fue duro llegar al final de la simulación con 100 litros. Será un gran desafío en Melbourne procesar y juzgar eso, y asegurarte de que lo des todo desde el principio hasta el final de la carrera, manteniendo un consumo de combustible consistente".



Rosberg: Vamos a necesitar mucha ayuda y asesoramiento de los ingenieros



"Cuando tienes un coche pesado se necesita mucho más combustible para rodar aunque vayas más lento que al final de la carrera, que es cuando vas más ligero. La orientación del consumo de combustible no es necesariamente la misma al principio que al final, varía. Es bastante complicado y definitivamente vamos a necesitar mucha ayuda y asesoramiento de los ingenieros", analiza el alemán, que acumuló 174 vueltas en el circuito de Shakir.



Otro equipo que también ha dado sus primeros pasos en el consumo gracias a la fiabilidad de su V6 es McLaren. Jenson Button, que apuntó que completar una distancia de carrera en los test es fácil pero que a la hora de la verdad será complicado, señala que la diferencia del sábado al domingo ya no será tan pronunciada: "Los neumáticos sufrieron con 150 kilos de combustible el año pasado, por lo que los coches eran mucho más lentos. Ahora con sólo 100 kilos hay una menor diferencia cuando te metes en condiciones de carrera".



El británico también destaca los cambios en la conducción que hacen estos monoplazas algo impredecibles: "En línea recta es muchísimo más lento y el motor está haciendo muchas cosas diferentes cada vuelta de la carrera. Eso hace difícil la conducción, porque lo que has sentido en la vuelta anterior en una frenada cambia por completo en la siguiente vuelta. Las frenadas son difíciles y creo que es lo más extraño en carrera".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top