GP de Bélgica F1 2017
Deben encontrar una solución antes de finales de Abril

El conflicto entre la FIA y Pirelli amenaza el reglamento de 2017

El fabricante italiano quiere más de doce días de prueba pero la Federación no cede

Pirelli aún no ha firmado la renovación a pesar de que Ecclestone les confirmó hasta 2019

El suministrador ya ha construido las gomas de prueba pero no las distribuirá hasta la firma

Los equipos no pueden comenzar a trabajar con el túnel de viento sin estos neumáticos

Ampliar¿Qué aspecto tendrán los monoplazas de la próxima temporada? - LaF1¿Qué aspecto tendrán los monoplazas de la próxima temporada?

Los equipos afrontan varios retrasos en la fabricación de sus monoplazas para la temporada 2017 como consecuencia de una falta de acuerdo entre Pirelli y la FIA. Según informa la publicación Motorsport, la proveedora milanesa ya ha construido los neumáticos de prueba para utilizar en el túnel del viento, pero la disputa que mantiene junto a la Federación Internacional sobre el número de test permitidos para rodar con los nuevos PZero está comprometiendo seriamente los plazos para avanzar en el diseño de los coches del próximo año.

A falta de cerrar los últimos detalles, la reglamentación del 2017 podría aumentar la velocidad de los monoplazas en hasta cinco segundos gracias a la agresiva influencia aerodinámica que generarán los nuevos neumáticos más anchos. No obstante, Pirelli y la FIA se encuentran a expensas de cerrar su colaboración en la Fórmula 1 hasta la temporada 2019, una situación rocambolesca que impide poner a disposición los compuestos seleccionados para el túnel del viento, y que por tanto afecta a los ingenieros en su intento de acelerar la construcción del chasis.

En este sentido, Paul Hembery confirmó durante el Gran Premio de Australia que los neumáticos ya estarían a disposición de los equipos. "Físicamente, ya los tenemos disponibles. Simplemente estamos finalizando los detalles con la FIA, y luego tendremos que hacerlo con los equipos", confirmó el británico. La hoja de ruta para mejorar el espectáculo de la Fórmula 1 parece unánime en la parrilla, aunque Hembery insiste en que "necesitamos que se confirmen las nuevas reglas" a final del próximo mes de abril antes de confeccionar los últimos detalles de sus neumáticos.

El túnel del viento es una herramienta esencial para simular el comportamiento de la nueva goma según el aumento en las velocidades punta, pero el conflicto entre Pirelli y la FIA obligará a los equipos a realizar pruebas a través del CFD, una aplicación que complementa al túnel y se encarga de recoger datos sobre el desarrollo aerodinámico. Aunque los ingenieros ya hayan recibido las medidas para insertarlas en el sistema, existe el temor de que los resultados sean muy diferentes a los que encuentren posteriormente sobre la pista.

De esta forma, los equipos no dedicarán demasiado tiempo al CFD por miedo a encontrar futuras incompatibilidades con el túnel del viento, lo cual agrava en mayor medida su situación para el 2017. En este sentido, y aunque el contrato de renovación de Pirelli fuera anunciado por Ecclestone en 2015, la FIA se opone a otorgar a la proveedora el número de test que lleva anhelando desde la pasada temporada. Mientras que Hembery exige más kilómetros para asegurar que los neumáticos ofrecen espectáculo, la Federación no cede ante la presión mediática y fija en 12 las jornadas suficientes para completar su trabajo.

Estamos cambiando los conceptos en términos del compuesto y su estructura

Hasta la fecha, lo único que han acordado ambas partes es la utilización de un coche con motor V8 para arrancar el trabajo de desarrollo con los nuevos PZero. Aún por resolver está la cuestión de qué chasis utilizarán y qué equipos estarían dispuestos a participar en esas pruebas, dos puntos de enfrentamiento que alargan la agonía de cara al 2017. De hecho, Pirelli teme que la próxima reunión entre los equipos desemboque en mayores cambios para el reglamento; de ser así, es probable que deban modificar nuevamente sus ajustes para el túnel del viento.

Pese a vivir una situación de incertidumbre respecto a la posición de la FIA, Hembery se muestra optimista de cara a los próximos meses. "Estamos cerca de recibir un coche. También hemos tenido garantías de que recibiremos 12 días de test, ojalá con dos coches, pero con un máximo de tres. Idealmente, nos gustaría trabajar en la anterior generación de los V8 para desarrollar algo del trabajo conceptual. Estamos cambiando los conceptos en términos del compuesto y su estructura, lo cual puedes hacer inicialmente sobre un V8 antes de pasar a la versión híbrida del coche de 2017".

 

 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
5 comentarios
Imagen de patolas2

Esto parece que es una competición de a ver quien tiene los cojones mas grandes,entre maFIA,equipos y Pirelli,¿perjudicados? los aficionados como siempre,luego se quejan de que las audiencias bajan y va menos gente a los circuitos

Imagen de RIA556

Eso tiene una gran solución. Eliminar la Degradación Programada que establece la FIA y aumentar las horas y el número de operaciones en los test aerodinámicos y resuelto el conflicto. Además, de que sin la degradación contribuye a contaminar menos el ambiente.

Imagen de Gordo

Hola

Imagen de Gordo

CAPTCHAla FÍA que pinta en esto

Imagen de Perán

¿Pero qué mas les da darles mas días que menos?

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top