Algunos vaticinan abandonos masivos en el Albert Park

Desde Lotus avisan: toda la parrilla está "preocupada" por la fiabilidad

La preocupación no es por la volatilidad de los coches, sino por lo lentos que son de reparar

Lotus espera dejar atrás los problemas de Renault y crecer a partir de la tercera carrera

AmpliarRomain Grosjean en los tests de Baréin - LaF1Romain Grosjean en los tests de Baréin

En Lotus saben muy bien que la fiabilidad será uno de los factores decisivos de este Mundial, y visto el escaso kilometraje del E22, los ingleses tienen razones para afrontar el primer Gran Premio con preocupación. Sin embargo, desde el equipo se apresuran a recordar que todo el mundo comparte su mismo temor.

Los de Enstone han sufrido un invierno atípico. Se perdieron el primer test por problemas de calendario y en Baréin trataron de recuperar terreno, pero se encontraron con un motor deficiente y un chasis que aún no acababa de estar a tono. ¿Alarmados? Sí, pero Nick Chester, su jefe de pruebas, asevera que toda la parrilla está igual. Después de todo, nadie sabe del todo qué sucederá cuando se apaguen los semáforos del Albert Park.

El primer par de carreras será duro, con suerte a la tercera llegaremos mucho mejor

La competitividad real del E22 aún es un misterio, pero los ingleses esperan mejorarlo tras las primeras citas del certamen. "Dependerá del progreso que hagamos con Renault. Pienso que las primeras dos carreras serán duras. Con suerte a la tercera carrera llegaremos en una posición mucho mejor, pero dependerá de lo que Renault Sport aporte y del tiempo que eso requiera para ser efectivo".

"Creo que todos los equipos están preocupados, no sólo los propulsados por Renault. Todos los equipos saben que si surgen ciertos problemas, pueden acabar necesitando tres o cuatro horas para arreglarlos. Puedes tener un problema por la mañana y no salir por la tarde", recuerda.

Chester habla de reparaciones maratonianas, anormalmente largas más por la mecánica de la nueva era que por la gravedad real del problema. Todo equipo teme pasar por algo como lo que le ocurrió a Red Bull el penúltimo día de probaturas, donde los mecánicos necesitaron toda la jornada para solventar apenas un par de fallos.

Todos los equipos saben que si surgen ciertos problemas, pueden necesitar tres o cuatro horas para arreglarlos

Los de Milton Keynes y Enstone viajan a Melbourne con los dedos cruzados, deseando que el motor Renault sea más fiable y competitivo que en invierno. Que aguante hasta la bandera cuadriculada, aunque sea. La homologación de los motores ya ha terminado, pero las carencias del seis cilindros francés no atormentan a Chester.

"La homologación significa que no podemos mejorar su rendimiento, pero podemos aplicar revisiones por cuestiones de fiabilidad, y eso va a pasarle a todos los fabricantes este año, incluso a los que han hecho más kilómetros que nosotros".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top