Las autoridades francesas cierran su investigación

Corinna Schumacher recibe el casco que Michael llevaba en su caída de esquí

El fiscal confirma que no hubo ninguna tercera parte implicada en la caída de Schumacher

Concluida la investigación, la familia recupera los efectos personales del piloto

AmpliarMichael Schumacher en 2012, su última temporada en la Fórmula 1 - LaF1Michael Schumacher en 2012, su última temporada en la Fórmula 1

Las autoridades francesas han hecho llegar en las últimas horas a la esposa de Michael Schumacher, Corinna, el casco que el siete veces campeón del mundo llevaba puesto en el momento de su accidente en los Alpes Franceses, en la estación de esquí de Méribel.

El fiscal de Albertville ha dado por cerrada la investigación sobre la caída del campeón alemán, que esquiaba a baja velocidad fuera de pistas cuando se desequilibró y cayó proyectado de cabeza contra una roca. Ha confirmado que no hubo ninguna tercera parte implicada en el suceso.

Michael permanece en coma inducido desde el pasado 29 de diciembre, pero ahora empieza a mostrar alentadoras señales de consciencia que infundan optimismo en sus familiares, que aún desconocen el abasto de las posibles secuelas que le podrían haber quedado.

Corinna Schumacher ha recibido los efectos personales de su esposo, requisados en un primer momento por la fiscalía para su estudio. Estos son, el casco, que quedó partido en tres partes fruto de la violencia del impacto, la cámara que llevaba montada en el mismo y los esquíes de alquiler que el teutón equipaba el día del accidente.

Schumacher, que hoy ha pasado su 110º día en coma, es el protagonista de un debate médico en la prensa alemana después de que la revista Stern haya sugerido que se perdió un tiempo crucial en su traslado al hospital.

Dicha revista cita a una fuente médica que asevera que los servicios de emergencias juzgaron mal la seriedad de las lesiones del piloto, quizá porque su excepcional forma física confundió su diagnóstico.

"Si el rescate aéreo hubiera llegado a la escena siete minutos más tarde, habrían descubierto que se trataba de un asunto de vida o muerte. Pero subieron a Michael al helicóptero sin respiración artificial", asevera la revista.

Su condición médica se deterioró notablemente en los primeros minutos del vuelo, hecho que les obligó a detenerse en Moutiers, donde los especialistas le practicaron una apertura en la tráquea para la respiración artificial. Esta parada inesperada triplicó la duración del vuelo hasta el Hospital Universitario de Grenoble.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top