Las protestas persisten en el reino

Cinco personas planearon un atentado bomba contra la carrera de Baréin de 2013

Una mujer de 37 años y su cómplice de 29 fueron detenidas en un control policial cuando se dirigian hacia el circuito

Llevaban un explosivo que querían depositar en el párking del recinto

La primera de las sospechosas ha ingresado en prisión por membresía de un grupo antigubernamental

AmpliarLas autoridades de la capital, Manama, irrumpen en una protesta del pasado mes de octubre - LaF1Las autoridades de la capital, Manama, irrumpen en una protesta del pasado mes de octubre

Baréin está en calma, la paz social ha vuelto. Ésta es la imagen que el régimen del adinerado país y la Fórmula 1 ofrecen al mundo año tras año con un Gran Premio que cumple su función, ser una cortina de humo para proyectar al exterior una sensación de serenidad que no se corresponde con la realidad de la sociedad bareiní.

Prueba de ello es que en los últimos días ha trascendido que un grupo de cinco personas planearon atentar contra la categoría reina en su última visita al emirato, en abril de 2013, donde tuvieron intención de colocar una bomba en uno de los párquines del trazado para exponer las vulnerabilidades de la nación.

Las autoridades acusaron al colectivo de conspirar contra el Gran Premio después de que en un control policial de carretera detuvieran a una mujer de 37 años de edad y a su cómplice cuando se dirigían hacia el circuito con un explosivo escondido en el interior de un cojín.

Su intención era dejar una bomba en el párking para asustar a la gente y arruinar la Fórmula 1 en Baréin

La cómplice, una mujer de 29 años de edad, explicó que su intención era comprobar el nivel de seguridad del evento, y confirmó que su acompañante recibió un total de seis artefactos explosivos de manos de un hombre.

"Le dieron seis explosivos unos días antes de que nos arrestaran en la Fórmula 1. Ella me dijo que su intención era dejar una bomba en el párking de la Fórmula 1 para asustar a la gente y arruinar la Fórmula 1 en Baréin. Yo fui ahí con ella, y tomamos fotografías de la zona el día antes de que nos arrestaran", ha explicado la mujer, trabajadora del Ministerio de Defensa.

"Ella iba a las manifestaciones de los grupos de la oposición y al regresar me daba órdenes. Me dijo que yo llevaría un cojín verde alrededor de mi cintura, y que lo cubriría con una hijab para comprobar la seguridad de la Fórmula 1. Me arrestaron con ella y dije a los oficiales que le estaba gastando una broma a un amigo, al que quería hacer creer que estaba embarazada".

Todos los sospechosos de declararon inocentes ante el Tribunal Supremo Criminalístico de Baréin, pero dos de ellos siguen en libertad y están siendo juzgados sin estar de cuerpo presente en el proceso. 

La mujer de 37 años ha sido imputada por posesión de un artefacto explosivo e incitación a la violencia, y ha recibido una pena de cinco años de prisión por formar parte del movimiento antigubernamental Coalición del 14 de Febrero, una asociación terrorista según el régimen imperante. La mujer reconoció haber ofrecido asistencia médica a los heridos en las manifestaciones contra la opresión.

Dos hombres han sido acusados de posesión de explosivos, mientras que un tercero y la mujer de 29 años han sido juzgados por participar en la trama y no informar a las autoridades.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top