Enésima queja sobre este tema

Brown: "No sé si un motor más caro significa un espectáculo mejor"

El americano compara la F1 con la IndyCar

Ross Brawn cree que los motores actuales son demasiado complicados

AmpliarBrown: "No sé si un motor más caro significa un espectáculo mejor" - SoyMotor.comBrown: "No sé si un motor más caro significa un espectáculo mejor"

Los costes en la Fórmula 1 vuelven a estar en el ojo del huracán. Bueno, llevan años sin irse de esa espiral de críticas y son el argumento que los equipos más débiles usan para cambiar, otra vez, un Gran Circo que parece destinado a encontrar un círculo vicioso de problemas, soluciones y más problemas. En este caso, los ataques se centran en las unidades de potencia. 

El primero en defender los intereses de los equipos es Ross Brawn. El director deportivo de la F1 ha subrayado el problema económico de las unidades de potencia.

"La actual generación de motores es una tecnología avanzadísima, pero son muy caros y muy complicados. Se pueden ver las dificultades que tienen los fabricantes", ha apuntado en declaraciones para la web alemana Motorsport-Total. 

Indirectamente ha señalado a McLaren-Honda. La dupla anglo-nipona no consigue despegar y por ello, desde el equipo no están del todo contentos con la actual normativa. Zak Brown es uno de los críticos con las unidades de potencia turbo-híbridas que habitan en la F1 desde 2014.

Los motivos parecen claros: Honda no termina de sacar un motor decente y fiable, y tanto los japoneses como los británicos de McLaren se dejan una millonada para tan sólo luchar por ser décimos. Brown ha destacado a Estados Unidos y a la IndyCar como el ejemplo a seguir. 

"Los nuevos motores deberían ser más baratos, pero no tengo una opinión sólida en detalles técnicos como el número de cilindros. Creo que la F1 actual es demasiado cara", ha expuesto Brown. 

"Por ejemplo, tomemos el ejemplo de la IndyCar. Ellos se las apañan con un programa de motores que en general cuestan 1,1 millones de euros en una temporada. No sé si un motor más caro significa un espectáculo mejor para los aficionados, así que lo miro desde el punto de vista económico: ¡reduzcamos costes!", ha añadido. 

La IndyCar cuenta con motores V6 biturbo de 2,2 litros, con dos fabricantes: Chevrolet y Honda. Honda en este caso tiene poco que ver con Japón, pues son Honda Estados Unidos los que se encargan del programa en los monoplazas americanos. De hecho, Honda pasó por una situación complicada en la IndyCar, pero los cambios en los packs aerodinámicos y la evolución propia de los motores les han situado de nuevo en la lucha por el Campeonato. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top