Fue uno de los pilotos que brilló en la última edición del GP

Bianchi, en el recuerdo de la F1 tras su hazaña en Mónaco 2014

El francés permanece ingresado en un hospital de Niza a apenas 20km del Principado

Su noveno puesto del pasado año es recordado de forma especial en el paddock

Alonso: "Cuando te subes a un coche que no es competitivo y haces eso, es un milagro"

AmpliarJules Bianchi - LaF1.esJules Bianchi

Jules Bianchi fue posiblemente uno de los mejores pilotos en la última edición del Gran Premio de Mónaco. Aupado a la novena posición final con uno de los coches menos competitivos de la parrilla, el piloto francés brilló en las calles del Principado ante la mirada atónita de todo el paddock, donde muchos ya le situaban como una de las futuras leyendas del equipo Ferrari.

Sin embargo, el aniversario de este resultado no ha supuesto precisamente un motivo de celebración para el mundo de la Fórmula 1. Por el contrario, existe una sensación de profunda nostalgia que rodea la atmósfera de este nuevo certamen del GP de Mónaco, marcado por la ausencia de su ‘héroe’ tras el grave accidente que sufrió el pasado otoño en el circuito de Suzuka.

Fernando Alonso: "Aquí es un poco más duro entender qué ocurrió"

Bianchi se encuentra actualmente ingresado en un hospital de Niza situado a apenas 22 km de las calles donde ruedan los coches desde esta misma mañana, lo cual supone un motivo de mayor recuerdo hacia la figura del expiloto de Marussia. Desde el paddock de Montecarlo, compañeros y allegados al francés no han podido evitar acordarse del gran resultado que consiguió en 2014.

"Cuando te subes a un coche que no es competitivo y haces eso, es casi un milagro. Volver aquí y no tenerle entre nosotros es muy triste. Pensamos en él cada fin de semana, pero aquí es un poco más duro entender qué ocurrió", comentaba en el día de ayer Fernando Alonso, uno de los pilotos que mayor apoyo muestran a la recuperación del francés con mensajes de ‘Forza Jules’ a través de las redes sociales.

En homenaje a su brillante actuación, el equipo Manor, reflotado desde la base de la antigua Marussia, ha creado unas pulseras conmemorativas para esta ocasión con una referencia a su octava posición junto al mensaje ‘JB17’, el cual también figura en la cubierta del monoplaza de 2014 con el que corren esta temporada.

En este sentido, Norman Sato, piloto de la GP2 y uno de los mejores amigos de Bianchi en el paddock, ha agradecido el apoyo mostrado por todo el mundo del automovilismo: "Debemos seguir apoyándole y no olvidarle, ya que sigo convencido de que, pese a que llevará tiempo, volveremos a verle algún día aunque no sea compitiendo. Seguirá siendo mi mejor amigo y espero verle pronto de nuevo".

Norman Sato: "Estoy convencido de que volveremos a verle aunque no sea compitiendo"

Recientemente, Mauro Bianchi, padre del piloto, se mostró confiado de que algunos de sus movimientos físicos en pleno estado de coma puedan suponer un pequeño avance en su recuperación, si bien reconocía que las graves lesiones en la cabeza supondrán un tiempo de espera "considerable" hasta que logre retomar una vida normal.

"Veo a Jules de forma regular. Seguimos esperando y confiando. Los médicos no comentan nada. Pero en algunos casos, las familias ven pequeñas cosas como algunos movimientos que hace. En ocasiones, nos dicen que hay reflejos que no significan demasiado. Sabemos que lesiones como la que sufrió requieren de mucho tiempo".

"Ese es el problema. ¿Volverá? ¿Cómo estará? Eso es lo que más daño nos hace", añadía su padre. Vuelva o no a la acción, Bianchi sigue muy presente en el mundo de la Fórmula 1, especialmente en plena visita a un escenario donde el verbo brillar se encuentra al alcance de muy pocos pilotos de la parrilla. Pero el francés lo consiguió, firmando así un recuerdo dorado para la historia del automovilismo mundial. #ForzaJules, ahora más que nunca.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top