Conflicto entre ambos emiratos

Baréin, abierto al veto para evitar la entrada de Qatar al calendario

Baréin ve a Qatar como una amenaza al ser un país cercano geográficamente

Ecclestone, dispuesto a mediar en el conflicto si no hay un acuerdo entre las dos partes

AmpliarBaréin podría haber vetado la entrada de Qatar al calendario - LaF1Baréin podría haber vetado la entrada de Qatar al calendario

Como si de un conflicto bélico se tratara, Baréin ha comenzado a desarrollar una estrategia de desestabilización contra el emirato de Qatar para mantener su cita en el calendario de la Fórmula 1 y monopolizar la actividad de la categoría reina en la zona del Golfo Pérsico.

La batalla política surge días después de que Ecclestone revelara conversaciones junto a Qatar para celebrar una carrera en el circuito de Losail en el año 2016, y se espera que la figura del mandatario británico juegue un papel crucial para sentar a ambos países a negociar una serie de condiciones que aseguren la actividad de máxima categoría en Oriente de cara a las próximas temporadas.

Con motivo de su política afín a la expansión de las fronteras del deporte y la celebración de más de veinte carreras por temporada, Ecclestone no cesa en su empeño de buscar nuevos inversores en el territorio asiático que inviertan los recursos financieros necesarios para celebrar un Gran Premio de la Fórmula 1, dándose así a conocer frente a la atenta mirada de millones de aficionados repartidos a lo largo del planeta.

El problema con Qatar, sin embargo, ha surgido como consecuencia de una campaña de presión ejercida por los promotores del Gran Premio de Baréin, y especialmente por parte del príncipe herededro, Salman bin Hamad bin Isa Al Khalifa, quien afirma no estar "seguro de si Qatar ya está listo para una carrera de Fórmula 1". Las palabras de Salman, recogidas por el portal Crash.net, esconden una realidad fácilmente perceptible por los aficionados: Baréin ve a Qatar como una amenaza para su estabilididad en la F1 al tratarse de un territorio cercano a sus fronteras territoriales.

Por el momento, y sin manifestar públicamente la intención de ser la única cita de la categoría reina dentro del Golfo Pérsico, desde Baréin insisten en que solamente se puede "especular cómo sería esa carrera y cómo destacaría frente al público", insistiendo en que "daríamos la bienvenida a algo así en el futuro a través del continuo crecimiento del interés por nuestro deporte", comenta Salman bin Hamad.

En respuesta a la propaganda política de Baréin, Ecclestone afirma tener el poder absoluto para mover las piezas necesarias que modifiquen la hoja de ruta existente hasta el momento, la cual ha estado monopolizada por una carrera en Sakhir desde hace más de una década. La amenaza para borrar del calendario al país del Golfo existe, según confirma Ecclestone: "Reuní a la gente y les pregunté: ¿Podéis aclararlo? Y ellos no lo entendieron", destaca.

Por el contrario, desde Baréin no ven problema alguno en el hecho de que la Fórmula 1 celebre desde 2009 una carrera en Abu Dabi. La posición de los dos países en territorio asiático no supone un motivo de preocupación para los intereses del circuito de Sakhir, cuyo interés pasa por acoger un público de diferentes características con respecto al que acude a presenciar la carrera en el ocaso de Yas Marina.

"Siempre ha estado claro que ahí no había rivalidad. Nuestra carrera se celebra al comienzo de temporada, Abu Dabi al final. Además, nuestra carrera se concentra más en la región del golfo, y Abu Dabi en un público internacional. Por ello, hay suficiente espacio para ambos", manifiesta el príncipe heredero.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top