GP de Hungría F1 2017
Un vistazo económico al Circuit

Barcelona, símbolo del Gran Premio de España

Aguilera: "Los 40.000 extranjeros nos han salvado, pero queremos más público local"

AmpliarJornada económica sobre el Circuit de Barcelona-Catalunya en ESADE - LaF1Jornada económica sobre el Circuit de Barcelona-Catalunya en ESADE

La Fórmula 1 aterriza en España esta semana y el ambiente ya se va palpando tanto en los alrededores del Circuit de Barcelona-Catalunya como en la capital catalana. Barcelona se ha convertido en un símbolo del GP de España desde el acuerdo que se cerró a finales de 2012, cuando la Ciudad Condal paso a ser el eje primordial de la entidad. 

El objetivo del Circuit era y es muy claro. Internacionalizar eventos deportivos tan seguidos por todo el mundo ayuda a situarse entre las ciudades más importantes del mundo y, por consiguiente, incrementa el turismo. "Los países que han acogido un Gran Premio desde el año 1999 han incrementado un 83% su turismo; y ocho de los diez países más visitados por turistas tienen un Gran Premio de Fórmula 1. Malasia es el país que más ha cambiado en ese aspecto", aportaba el Dr. Lluís Vives, profesor titular en ESADE. 

La presencia del Circuit de Barcelona-Catalunya ayuda a crear más empleo, pero es evidente que lo que más aporta es la llegada de extranjeros. "En Barcelona hablamos de una afición y una industria centenaria, ya que la primera de las carreras que se disputó aquí fue a principios del siglo XX. En los 25 años que llevamos de Fórmula 1 en el Circuit de Barcelona-Catalunya hemos tenido cinco millones de visitantes y hemos creado miles de puestos de empleo", destaca el presidente del Circuit, Vicenç Aguilera. 

Hemos creado cinco millones de visitantes y miles de puestos de empleo

A pesar de que la llegada masiva de turistas durante esta semana de Gran Premio ayude tanto a la ciudad de Barcelona como al propio Circuit, Aguilera apunta que le gustaría que hubiera más aficionados locales. "El Circuit adoptó la estrategia de exportar el producto porque el público local notó demasiado la crisis. Si no fuera por esta internacionalización, no hubiéramos subsistido. Los 40.000 extranjeros nos han salvado pero nos gustaría tener más público local", insiste.

Un público que, generalmente, se va del fin de semana más que satisfecho y es que, según los datos ofrecidos por DEP Institut, el grado de satisfacción de los asistentes es notable, un 8 sobre 10. "Teniendo en cuenta que muchos son extranjeros nos ayuda mucho", añade la directora de esta entidad, Sílvia Amblàs, que se encargó de elaborar el estudio de impacto económico en el Circuit de Barcelona-Catalunya. "El Circuit de Barcelona-Catalunya tuvo un impacto económico de 332 millones de euros en el año 2014, 188 millones de éstos por parte de la Fórmula 1. El reto de la internacionalización es el elemento que más ha influenciado en este impacto", revela. 

Por su parte, el Dr. Oriol Iglesias, profesor titular del Departamento de Dirección de Marketing en ESADE, explicó cómo debe crearse una marca para que tenga éxito y el papel que tiene el Circuit de Barcelona-Catalunya en esta construcción. "Hay que trabajar en la notoriedad, que por ahora sigue siendo baja en comparación con los grandes destinos turísticos. El Circuit ayuda a crear esa notoriedad gracias a la audiencia global de la Fórmula 1, alrededor de 50 millones. A nivel de contenido se vincula al deporte -vibrante y dinámico-, con la tecnología y con la innovación. Además, el Circuit puede ayudar gracias a la capacidad de organización de eventos", concluyó.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top