WEC - 6 HORAS DE SILVERSTONE

Audi aparta las sombras de 2014 y gana en Silverstone ante una Porsche reforzada y una Toyota fiable

Múltiples cambios en cabeza: Audi ha liderado 96 vueltas, Porsche 81 y Toyota 24

La marca de los cuatro aros certifica una importante mejoría respecto 2014

Porsche emula el ritmo de Audi, pero el fantasma de la fiabilidad se ceba con Webber

Un Toyota también sube al podio pese a partir como el equipo más frágil de los tres

El LMP1 de Nissan no debutará en competición hasta las 24 horas de Le Mans

AmpliarSalida de las 6 horas de Silverstone 2015 - LaF1Salida de las 6 horas de Silverstone 2015

La nueva temporada del Campeonato del Mundo de Resistencia no podría haber comenzado mejor, con unas 6 horas de Silverstone que han sobrepasado las expectativas que ha generado este Mundial en los últimos años gracias al excelente momento competitivo que atraviesan sus tres fabricantes insignia (Audi, Porsche y Toyota), todos con opciones reales de victoria hasta la bandera cuadriculada.

Esta vez la vencedora ha sido Audi, que ha alcanzado el escalón más alto del podio de la mano de la alineación que ganó la última edición de las 24 horas de Le Mans, constituida por Marcel Fässler, Benoit Tréluyer y un André Lotterer que, como en La Sarthe, ha vuelto a ser clave para romper la carrera y edificar una ventaja de más de medio minuto sobre el resto del pelotón tras tres horas de lucha fratricida con Porsche.

Pero la marca de los cuatro aros no ha podido relajarse hasta la bandera cuadriculada, y es que a falta de 20 minutos para el final, cuando Fässler había hecho su último pit stop y había visto como su ventaja sobre el Porsche de Neel Jani se reducía de los 70 a los 35 segundos, los comisarios del WEC han penalizado su prototipo con un discutidísimo Stop & Go por exceder los límites de la pista en la última curva del trazado. El suizo ha completado la sanción y ha regresado con 10 segundos de margen sobre su rival. Jani ha emprendido entonces una persecución por la victoria, pero finalmente se ha quedado a 4’6 segundos del triunfador.

Mark Webber partía desde la Pole Position y ha comandado la carrera con mano de hierro durante los primeros 80 minutos de la misma, hasta que la caja de cambios de su Porsche ha dicho basta. Durante ese periodo, el australiano ha sido inalcanzable para ninguno de sus rivales gracias también al trabajo de guardaespaldas de sus compañeros de equipo y también de una Toyota afincada en la tercera posición que se ha dedicado a mantener a raya con solvencia los dos prototipos de Audi pese a la superioridad de éstos. Webber ha abandonado cuando ya había completado su primera visita a boxes y entonces el liderato a pasado a manos del otro 919, que hasta entonces había rodado constante en la segunda posición de la general.

 

LUCHA TITÁNICA ENTRE PORSCHE Y AUDI

29 victorias en las 24 horas de Le Mans han protagonizado un duelo épico por las posiciones nobles entre el abandono de Webber y el ecuador de la carrera. Audi era más rápida en las curvas, Porsche contaba con 15-20 kilómetros/hora más de velocidad punta. Ambas marcas han intercambiado adelantamientos prácticamente en cada vuelta. Marcel Fässler ganaba posición en las curvas lentas del primer sector, pero Porsche ponía la directa y despegaba en las rectas de Wellington y el Hangar. Esta tendencia se ha roto con la ayuda de un LMP2 del equipo Extreme Speed, que ha bloqueado al 919 en un doblaje y ha permitido que el R18 cogiera la ventaja necesaria para salir de este bucle y exprimir por fin su verdadero ritmo de carrera.

 

 

AUDI: EL RETORNO
Audi ha transmitido hoy todas las sensaciones que no inspiró en 2014, un año en el que su triunfo en Le Mans eclipsó un campeonato desastroso en el que la regularidad y fortaleza de Toyota desdibujaron por completo el prototipo alemán, que salvó la temporada con una victoria en Austin por cinco de la marca japonesa (Silverstone, Spa-Francorchamps, Fuji, Shanghái, Baréin).  “Audi ha vuelto”, ha recordado Fässler vía radio nada más tomar la bandera cuadriculada. La marca alemana ha trabajado duro este invierno para reforzar como nunca su R18 e-Tron y es por eso que han ampliado su potencial híbrido en un 100% (de 2MJ a 4MJ) sin superar el peso mínimo establecido por reglamento (870 kilos). También han redefinido su aerodinámica, con diseños nuevos de alerón, nuevas tomas de refrigeración y estructuras de impacto e incluso unas atrevidas canalizaciones aerodinámicas justo debajo de los faros delanteros. Como el Dr. Wolfgang Ullrich ha recordado estos días, esta progresión es consecuencia directa de la competencia en pista que supone la presencia de Porsche y Toyota.

 

PORSCHE: A LA PAR CON AUDI
El problema de Porsche a día de hoy tiene un nombre: fiabilidad. Su potencial en vuelta rápida es endiablado, tanto que en la clasificación de ayer su tiempo le habría valido la séptima posición en la parrilla del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 del año pasado, por delante de coches como el Red Bull de Daniel Ricciardo o el Force India de Sergio Pérez. Hoy Mark Webber partía desde la Pole Position, pero ha tenido que abandonar tras 44 vueltas (81 minutos) por problemas en la caja de cambios. Pero su prototipo hermano, el dorsal 18, ha tirado de estrategia para desbancar a Toyota de la segunda posición a falta de media hora para la bandera cuadriculada y ha rivalizado con Audi por el liderato y la victoria. Las dos marcas alemanas se encuentran a un ritmo muy parecido, como muestran sus tandas en los Libres del viernes, donde sus vueltas promedio diferieron en apenas tres décimas de segundo. 

 

TOYOTA
Los actuales campeones del mundo son el gran tapado de estas 6 horas de Silverstone, solventadas con una tercera y cuarta posición. Los japoneses están contentos, pues el circuito inglés no se adapta a las características de su bólido y aun así han sido capaces de aguantar con dignidad las embestidas de Audi en el primer tercio de la carrera e incluso tomar la bandera cuadriculada a menos de 15 segundos de la victoria con la unidad de Anthony Davidson, Sébastien Buemii y Kazuki Nakajima. En los Libres del viernes estaban a dos segundos por vuelta de sus rivales, pero hoy han acreditado una constancia infalible que recuerda que en la Resistencia no siempre importa tener el coche más rápido, sino el más fiable. Sí han tenido problemas con su segunda unidad, la de Alexander Wurz, Stephane Sarrazin y Mike Conway, que ha perdido diez minutos en boxes por una pequeña rotura de chasis y otro problema menor. Pese a todo, este prototipo solo ha perdido una vuelta respecto a los líderes.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de pablius

[#2 GoProst] Bueno, son conceptos muy distintos, los chasis no serán iguales porque los motores son radicalmente distintos y los chasis son igualmente prototipos. La carrocería también aporta diferentes soluciones aerodinámicas y por supuesto los compuestos de neumáticos son bastante más duros. Un LMP1 del WEC es más veloz que un F1 pero el paso por curva ni de lejos. Es una categoría preciosa porque las limitaciones son menores y las diferencias abundan. En la F1 casi todos los coches son iguales actualmente, en el WEC ese duelo entre Porsche y Audi, buaah recomiendo que os descarguéis la carrera, están así un buen rato. Hace años en la F1 pasaba algo similar, aquellos Renault que salían volando en la salida, los Ferrari equilibrados y los BMW Sauber con tanta velocidad punta con aquella "morsa". Desde entonces la F1 fue perdiendo nivel...en el momento en el que intentas fomentar una competición igualada de rendimiento...la cagas. Lo mejor es dar libertad, que todos vayan en su propia dirección. Lo que no es normal es que se congelen motores y que todos tengan que desarrollar nuevas soluciones aerodinámicas para marcar la diferencia.

Imagen de GoProst

pablius
El WEC ha crecido mucho en estos últimos años. Acá en Argentina tampoco tenemos cobertura alguna de esta categoría, y peor aún este año no vienen a Brasil como años anteriores. Los LMP1 y LMP2 son básicamente chasis de fórmula con carenado.

Imagen de pablius

El WEC lleva años siendo la referencia en el automovilismo, mejor concepto de competición que la F1, más barata y con mucha repercusión mediática. Aquí en España somos tan burros que la mayoría no conocen ni que existe. No sabía el dato de que tuvieran el ritmo de los F1 en Silverstone, pero habla bien del WEC y mal de la F1. Hace años que hay unidades híbridas en la resistencia y está bien implementada. Lástima que haya que tirar de internet y torrents para verse estas carreras en España.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top