La presencia del coche de seguridad y la elevada temperatura, protagonistas

Así fueron las estrategias en el GP de Alemania de F1 2013

Si Raikkonen no hubiese parado a 10 vueltas del final, podría haber ganado

Los pilotos de Ferrari tomaron la salida con el neumático duro

AmpliarAsí fueron las estrategias en el GP de Alemania de F1 2013Neumático blando de Pirelli

Sebastian Vettel se alzó con la primera plaza en el GP de Alemania tras llevar a cabo una estrategia de tres paradas en boxes, pero es posible que no hubiera conseguido la victoria en su tierra natal si Kimi Raikkonen no hubiera parado a falta de 10 vueltas para la bandera cuadriculada. Vettel optó por empezar con los blandos y seguir con tres relevos con los duros.

Sebastian Vettel se afianza en la primera plaza de la clasificación provisional con el triunfo conseguido en Nürburgring. Tras partir de la segunda plaza, consiguió el liderato antes de la primera curva en su primer relevo con la opción blanda de Pirelli, antes de proseguir con tres tandas más con los duros.

Hubo veriedad de estrategias, la más llamativa de las cuales fue la que protagonizaron los pilotos de Ferrari: ambos tomaron la salida con el neumático duro, al igual que Jenson Button, Nico Hülkenberg y Nico Rosberg. En total, fueron siete pilotos los que optaron por esta opción.

El coche de seguridad que salió durante el incidente protagonizado por el Marussia de Jules Bianchi a 36 vueltas del final motivó una segunda parte por parte de la mayoría de pilotos. Raikkonen hizo un largo relevo con neumáticos blandos con el que se situó líder del GP pero a 11 vueltas de la conclusión paró por tercera vez. Salió de boxes en tercera plaza, consiguió adelantar a su compañero en Lotus Romain Grosjean pero no logró batir a Sebastian Vettel.

Jenson Button terminó en sexta plaza con su McLaren tras realizar sólo dos paradas, fue el piloto mejor clasificado que optó por esta estrategia. Al igual que Fernando Alonso, Button hizo el último relevo con el neumático blando.

Para Paul Hembery, los dos tipos de neumáticos escogidos para Nürburgring y el Safety Car fueron claves en las estrategias de carrera. "Esta carrera tenía todos los elementos para ser una prueba magníficamente estratégica desde el principio, con algunos pilotos que empezaron con el neumático medio para dar más vueltas en el primer relevo que los coches con el neumático blando. Para muchos equipos, este era casi un neumático de calificación, lo que daba un giro muy interesante a la táctica. Hubo distintas estrategias en juego, lo que hizo que el final de carrera fuera sumamente reñido. El rendimiento y durabilidad de conjunto de nuestros neumáticos estuvo de acuerdo con nuestras expectativas, mientras que la degradación térmica fue tal vez un poco más elevada de lo esperado hoy, debido a las temperaturas más altas de la pista, pero el desgaste fue como preveíamos. Sin duda, habría sido posible completar la carrera con dos pit stops, como demostraron muchos de los participantes. Sin embargo, el coche de seguridad alteró ligeramente las cosas".

El máximo responsable de Pirelli Motorsport también aprovechó para agradecer el esfuerzo realizado por todo su equipo para llevar los nuevos neumáticos al GP de Alemania a tiempo. "Por último, pero no por ello menos importante, me gustaría dar las gracias a nuestro personal en la fábrica de Izmit, en Turquía, que ha trabajado incansablemente desde Silverstone para producir la cantidad necesaria de los nuevos neumáticos traseros, y a nuestro equipo logístico, que se aseguró de que los neumáticos estuvieran aquí el martes. Fue un gran esfuerzo de equipo, por el que quiero dar las gracias a todo el mundo”.

La previsión inicial de Pirelli fue de dos paradas: empezar la carrera con el blando, cambiar a los duros entre la vuelta cinco o seis, para luego volver a montar duros entre la 32 o 33. El coche de seguridad, las estrategias y las altas temperaturas modificaron un poco esa planificación. Vettel empezó con el blando, cambió al duro en la vuelta siete, con el coche de seguridad montó otro juego de duros en la vuelta 24 y pasó una tercera vez por boxes en la vuelta 41 para el último juego de duros.

El relevo más largo con blandos lo protagonizaron Jenson Button y Romain Grosjean, ambos con 13 vueltas en sus espaldas. Por otro lado, con los duros, Sergio Pérez y Paul di Resta llegaron a completar nada menos que 36 vueltas.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top