Fue durante el filming day

Alonso dio cuatro vueltas con el McLaren MP4-4 en Barcelona

"Estoy muy feliz de haber rodado con el MP4-4", reveló Fernando el viernes

AmpliarFernando Alonso posando junto al McLaren MP4-4 - LaF1Fernando Alonso posando junto al McLaren MP4-4

Todos los niños se mueven por la ilusión. Siempre hay algo que idolatran, referentes a los que quieren imitar cuando crezcan. Pues, la mayor ilusión que llevó a Alonso a donde está hoy, viviendo su sueño con dos títulos del mundo bajo el brazo, fue ver por la televisión las hazañas de Senna y Prost al volante de aquel McLaren MP4-4 que siempre formará parte de la historia.

Si tuviera que elegir un Fórmula 1 para conducir en su mejor sueño, no hay duda de que sería ese blanco y rojo, los mismos colores con los que pintó su primer kart al que tuvieron que poner calzas para que pudiera llegar a los pedales. Y, después de lo que ha pasado esta semana, ya puede tachar otro logro más en su lista de sueños cumplidos.

Era un coche del que tenía posters en mi habitación y mi primer kart era una réplica de él

"No sé si es un secreto, pero es lo cuento. Estoy muy feliz de haber rodado con el MP4-4 la semana pasada. Era un coche del que tenía posters en mi habitación y mi primer kart era una réplica de él", reveló Fernando en la rueda de prensa de su primer día en Barcelona con la sonrisa de aquel niño que vivía de ilusiones.

Ya sabíamos, por tanto, que el asturiano se puso al frente del mismo volante que pilotó en su día la leyenda brasileña y el profesor francés, pero ahora, Manuel Franco, el enviado especial a los grandes premios del Diario AS, cuenta más detalles de la experiencia de Alonso: dio cuatro vueltas durante el filming day que hizo McLaren en el Circuit, al igual que hizo Button.

Tuvo en sus manos el coche más dominante que ha visto la F1, el que ganó todas la carreras del Mundial de 1988 menos la que le arrebató el 'fantasma de Enzo Ferrari' en Monza y el que dio su primer título a Senna. El sábado, volvió a reecontrarse con la máquina. Los de Woking la exhibieron en su box. Y Fernando volvió a posar con ella, a tenerla cerca. Y la sonrisa de aquel niño volvió a asomar por su cara.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top