Conduce el coche médico

Alan van der Merwe, el ángel de la guarda de los pilotos de F1

Explica en una entrevista a la web de la Fórmula 1 cómo afrontan un fin de semana

"Nos señalarán si cometemos un error", ha relatado

AmpliarAlan van der Merwe, el ángel de la guarda de los pilotos de F1 - SoyMotor.comAlan van der Merwe, el ángel de la guarda de los pilotos de F1

Alan van der Merwe es el piloto del coche médico en la Fórmula 1. Cuando hay un accidente, el coche de seguridad toma protagonismo. Mientras, en la sombra del anonimato, trabaja este sudafricano y así lo prefiere.


"Somos el centro de todas las miradas si cometemos un error, así que nuestro trabajo es permanecer en el anonimato tanto como sea posible", ha explicado el expiloto sudafricano. "Queremos estar en pista lo menos posible y cuando estamos en pista - en la primera vuelta -, no queremos estrellarnos o incordiar a los coches que compiten y esto tiene varios aspectos, ya sea comprobar que nuestro coche está al 100% o pilotar por el circuito con margen de error y reacción", ha detallado.



La responsabilidad del piloto del coche médico es menor que la del doctor que atiende al piloto o comisario herido en un accidente, pero el segundo sin el primero no tiene posibilidad de respuesta. El Mercedes AMG C63, de casi dos toneladas, va equipado con material médico básico para atender en pista al accidentado. Eso y que tiene un motor V8 de 550 CV como corazón. En circuitos urbanos la cosa se complica: los muros están cerca y cualquier golpe contra el muro es crítico



"En circuitos como Bakú o Mónaco, se podría ir rápido, pero con un toque en el muro destrozas el coche. No hay agarre, la pista está sucia por ser asfalto nuevo. Cuando salimos a pista no tenemos que demostrar nada a nadie ni ser cinco décimas más rápidos. A nadie le importa eso en nuetsro caso", ha proseguido.



¿Y si los coches se averían? La FIA tiene en el garaje otro, igual de preparado. O lo que es lo mismo: en cada Gran Premio hay dos cohes de seguridad y dos coches médicos. De hecho, según ha asegurado el protagonista, en Gran Bretaña 2015 tuvieron que cambiar de coche por un pinchazo... ¡Y nadie se dio cuenta!



"En Silverstone pinchamos un neumático. Lo noté a media vuelta y tuve que volver al Pit Lane para cambiar rápidamente de coche. Estas cosas pasan y todo fue sobre raíles", ha comentado Marwe. "Creo que nuestro coche es el que más sufre porque pasa por encima de todo tipo de restos  de monoplazas que hay en la pista y lo hacemos pasar por encima de los bordillos. También pedimos mucho al coche de golpe: de estar parado en el Pit Lane a estar delante de Bernd - Mayländer, piloto del coche de seguridad - y mantenerte ahí. Así que una avería en siete años no está nada mal." 



A nivel de trabajo en pista y metodología, pocas veces sale Marwe del C63 AMG medicalizado. Su objetivo es garantizar la asistencia lo más rápido posible y permitir a los doctores y comisarios de pista de la forma más segura posible. 



"Mucho depende de la experiencia de los operarios que llegan al accidente. Tienes que asegurarte que los vehículos de recuperación de coches tienen un acceso al incidente correcto y debes guiar a las ambulancias porque no las conduce gente experimentada en circuitos y pueden encallarse en la grava. Mi trabajo se trata de leer la situacion y de asegurarme de que todos tienen lo que necesitan, llevo a los equipos de emergencia si así es necesario. Si no me necesitan, me quedo en el coche y puedo hablar por radio e informar a dirección de carrera sobre lo que sucede", ha apuntado.



La seguridad ha crecido mucho desde que Jackie Stewart empezó a pelear por evitar más muertes en los circuitos. La más alta tecnología y la mejor asistencia mecánica de Mercedes está plasmada en el C63 AMG, que es vital en caso de un accidente serio. Por eso Alan van der Merwe es el ángel de la guarda de los pilotos en la sombra. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top