Critica la actitud de los fabricantes

Adrian Newey: "Red Bull puede estar todavía más atrás en 2016"

El ingeniero afirma que el objetivo será mantener las distancias con Mercedes y Ferrari

AmpliarAdrian Newey vaticina otro año duro para Red Bull - LaF1Adrian Newey vaticina otro año duro para Red Bull

Adrian Newey cree que Red Bull "podría estar todavía más atrás" en 2016. El director técnico del equipo austríaco espera que Mercedes y Ferrari mejoren este invierno, por lo que asegura que el objetivo será mantener las distancias con ellos. Está claro que tras las abundantes dominancias que se viven en la Fórmula 1, donde resulta realmente complicado ver alternancias de un año al otro y donde cada vez más, el hecho de ser fabricante te da cada vez mayor ventaja, resulta poco atractivo para el espectador. Y más aún cuando se necesita que hayan cambios drásticos en las regulaciones técnicas para poder ver a un ganador distinto.

Tanto es así que Newey cree que la F1 está ante la peor época de su historia y así lo ha hecho saber desde la India, donde su hijo Harrison va a disputar la última ronda de la Fórmula MRF, junto a otras figuras mediáticas como el hijo de Michael Schumacher, Mick. Años atrás, el deporte era mucho más atractivo según la opinión del director técnico de Red Bull. "Nuestro objetivo para 2016 es mantener las distancias con Ferrari y Mercedes, pero sabiendo que se espera que mejoren al final del año, podríamos estar todavía más atrás"

Si el deporte no es sano, ¿De qué sirve ganar?

"Cosworth vino con un motor exclusivo para el Team Lotus en 1967. Era una evidencia que aquel motor iba a ser dominante. Entonces, Lotus accedió a permitir que ese motor lo usaran los demás por el bien del deporte. Desafortunadamente, ese tipo de actitudes parece que ya no tienen cabida. Si el deporte no es sano, ¿De qué sirve ganar?", se preguntaba el genio de la lámpara de los de Milton Keynes después de que hayan visto en sus propias carnes que nadie estaba dispuesto a darles un material decente, más allá de Renault por pura conveniencia.

Por ello, tanto Red Bull como el propio Bernie Ecclestone están luchando para darle entrada al motor independiente de bajo coste, aunque el hecho de que los fabricantes vendan a un mejor precio sus ejemplares no ayuda a la creación de éste. La situación es complicada y Red Bull apenas tendrá margen de reacción. No suficiente con ello, varios han sido los que han criticado las quejas de Red Bull hacia la F1 actual, alegando que ellos también tuvieron su momento de dominancia.

"Nos las arreglamos para ganar 4 Títulos, de las cuales los de 2010 y 2012 no fueron sentenciados hasta la última carrera", se defendía el aerodinamista de Red Bull. "En segundo lugar con la aerodinámica y el chasis a la vista, la gente puede ver los diseños, entenderlos y copiarlos. Pero no puedes ver los motores de tus rivales. La única manera de hacerlo es bajo una gran inversión y un montón de gente disponible. Ferrari ha mejorado de 2014 a 2015 pero les ha costado mucho y han necesitado gente de Mercedes".

Por lo tanto, Newey es bastante pesimista con las opciones de Red Bull de cara a la próxima temporada ya que, como no son un equipo fabricante, no pueden construir su motor: "Nuestro objetivo para 2016 es mantener las distancias con Ferrari y Mercedes, pero sabiendo que se espera que mejoren al final del año, podríamos estar todavía más atrás", concluyó. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top