Los activistas intentaron boicotear la carrera

Greenpeace protestó contra Shell en el GP de Bélgica

El objetivo de los ecologistas era pronunciarse ante la perforación del Ártico

Cargando vídeo...
AmpliarGreenpeace intenta boicotear el GP de Bélgica con su acción 'Save the Artic' - LaF1Los organizadores intentan quitar una pancarta del podio de Spa

Los ecologistas de Greenpeace protestaron este domingo en Spa en contra del patrocinador del Gran Premio de Bélgica, la empresa petrolera Shell. Con pancartas e incluso con apariciones de activistas de la organización, han plagado el circuito en pro de su acción 'Salvemos el Ártico'.

Al inicio de la carrera, unos paracaidistas desplegaron una pancarta en la que protestaban en contra de la perforación del Ártico por parte de la multinacional petrolera. Posteriormente, se subieron al techo de la tribuna principal y desplegaron una gran pancarta en la que se leía: "¿Petróleo en el Ártico? Shell no". 

Incluso, después de la carrera, cuando Sebastian Vettel, Fernando Alonso y Lewis Hamilton recogían sus trofeos, otra manifestante intentó invadir el podio, en medio de los abucheos de los aficionados, lo que causó confusión entre los pilotos. 

"Este Gran Premio es el evento más grande de Shell del año. Se han gastado millones de euros para insertar su logo en todos los rincones del circuito y entretener a decenas de invitados VIP, pero de la única cosa que no quieren hablar es de sus planes de perforación petrolífera en el Ártico. Por eso estamos aquí, para que el público y los fans de la F1 sepan realmente a qué se dedica esta compañía," explica la organización en un comunicado sobre la iniciativa, que ya suma más de tres millones de firmas a favor en savethearctic.org.

Además, los activistas pudieron colocar otra bandera de Shell en frente del podio, en la que se leía “Salvemos el Ártico’ y colocaron también el logo modificado de Shell en la curva del Raidillon.

"Me gustaban los Grandes Premios cuando era joven, pero no me gusta lo que Shell está haciendo en el Ártico. Ahora mismo nos encontramos en la carrera de nuestras vidas contra Shell, una empresa que contempla el derretimiento del Ártico como una oportunidad de negocio, en lugar de un señal de alerta. Todo piloto y todo seguidor de la Fórmula 1 sabe que, si la gasolina se vierte en la pista, ocurrirá algo desastroso. Si la gasolina se vierte en el Ártico, sería catastrófico. Espero que, cuando hayan escuchado lo que Shell está haciendo, se unan a un movimiento que ya cuenta con cuatro millones de personas para salvar el Ártico", añade el documento.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top