Informe previo de la marca milanesa

Pirelli teme el blistering en Monza si no se controla

Medios y duros, los compuestos elegidos

Pirelli augura un duro examen para sus cubiertas en el Templo de la Velocidad

AmpliarSalida del Gran Premio de Italia de 2012Salida del Gran Premio de Italia de 2012

Para la prueba en casa de Pirelli, Monza, se ha seleccionado el P-Zero naranja duro y el blanco medio: la misma combinación que ya se usó en Spa para el Gran Premio de Bélgica. Sin embargo, mientras que Spa es un circuito que impone mucha energía lateral en los neumáticos, en Monza se trata de energía longitudinal que atraviesa las cubiertas, haciendo necesario un alto nivel de agarre mecánico. Teniendo en cuenta que los reglajes del vehículo deben ofrecer un compromiso entre los sectores rápidos y lentos del circuito, los neumáticos juegan un papel crucial en Monza, con varias posibilidades para la estrategia.

El circuito data de 1922 y fue el escenario del primer Gran Premio en que Pirelli ganó un campeonato, cuando Gastone Brilli Peri se adjudicó el título en 1925 con un Alfa Romeo. Después de haber pasado por varias reformas en los últimos años, el circuito moderno es ahora muy diferente al diseño original.

Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport: "Monza es, obviamente, nuestra carrera en casa, a tan sólo media hora de distancia de nuestra sede en Milán. Es muy fácil ver por qué el lugar ha sido denominado 'el templo de la velocidad': es el circuito más rápido que visitamos en todo el año, y sus largas rectas y curvas rápidas imponen mucha energía en los neumáticos".

No sólo se pone   a prueba su rendimiento, sino también su durabilidad

"Esto significa que el sobrecalentamiento y el blistering pueden ser un problema si no se controlan. Así que la gestión correcta de los neumáticos puede tener un efecto muy importante en la carrera y la estrategia; algo que los equipos evaluarán durante los entrenamientos libres del viernes".

"Aquí, no sólo se pone a prueba el rendimiento de los neumáticos, sino también la durabilidad, ya que se producen muchos impactos de alta velocidad con los pianos, que suponen otro aspecto importante de esta carrera. Monza es una de las pruebas más populares del año, con un montón de tifosi, y estamos deseando que llegue".

Jean Alesi, embajador de Pirelli: "Me encanta Monza y he tenido muchos momentos fantásticos allí. He estado en la pole dos veces y reconozco que, probablemente, he pasado la mitad de mi 'vida en Monza' liderando la carrera – excepto cuando los problemas mecánicos se interponían en mi camino".

"En lo que respecta a los neumáticos, es una carrera muy difícil y es la vuelta más rápida del año, así que es bastante evidente que se necesitan los compuestos más duros disponibles. Los coches circulan con baja carga aerodinámica, por lo que los coches pueden derrapar bastante en las curvas, y limitar este fenómeno es la clave para conseguir mayor durabilidad de las cubiertas. Lograr las presiones correctas en Monza es también otro elemento muy importante: hay que asegurarse de que no son demasiado bajas. Esto es especialmente crucial en los pianos, en los que se impacta fuerte".

"Hoy en día, el estilo de conducción implica que, prácticamente, se toman las chicanes en línea recta, por lo que eso se convierte en algo mucho más importante de lo que solía ser. En Monza todo gira alrededor de los tifosi - y el apoyo del que siempre he disfrutado allí como piloto de Ferrari fue fantástico: realmente se podía sentir. En términos de ambiente, Monza es muy especial".

El neumático desde el punto de vista del circuito

  • Alrededor del 75% de la vuelta en Monza se cubre a plena aceleración, pero también hay algunas zonas de fuertes frenadas, igualmente exigentes para los neumáticos. Al acercarse a la primera chicane, los coches frenan de 340km/h a 80 km/h en tan sólo 150 metros.
  • Además de rectas de máxima aceleración también hay algunas curvas muy rápidas: los pilotos experimentan 3,7G en la Parabólica, que también se transmiten a través de los neumáticos.
  • Las tres zonas en las que los neumáticos trabajan más fuerte en Monza son la primera chicane (caracterizada por una fuerte frenada), la Variante Ascari (con cambios rápidos de dirección) y la famosa Parabólica: una curva larga y abierta que genera grandes fuerzas laterales.

Notas técnicas

  • La velocidad en las rectas de Monza alcanza los 340 km/h en función del set-up. La fuerza resultante puede calentar el neumático hasta los 130ºC: la temperatura más alta de todo el año.
  • Los dos primeros clasificados del pasado año, Hamilton y Pérez, usaron una estrategia a una sola parada. El mejicano se hizo con el segunda puesto partiendo de la 13ª posición. Hamilton salió con el medio y cambió a duro, mientras que Pérez hizo lo contrario. El piloto mejor clasificado con una estrategia a dos paradas fue Michael Schumacher, quien finalizó sexto.
  • Habitualmente, los equipos usan un paquete aerodinámico específico para Monza, por lo general con los niveles más bajos de carga aerodinámica del año. De esa forma se pone el énfasis en el agarre mecánica en lugar de en el aerodinámico.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top