Es un proyecto financiado por la Unión Europea

Volar-e: el superdeportivo eléctrico más rápido es español

Su rendimiento alcanza los 800 kilowatios, unos 1.072 caballos

Cuatro motores eléctricos independientes y tracción integral

Chasis tubular y carrocería en fibra de carbono

Cargando vídeo...

Nacido de una iniciativa común europea donde España ha tomado los mandos, el Applus Idiada Volar-e, el superdeportivo eléctrico más rápido construido hasta la fecha que no tiene nada que envidiar a la última hornada de Ferrari, McLaren o Porsche.

Una adjudicación concedida a finales de 2012 por la Comisión Europea supuso el punto de partida para este proyecto en el que se buscaba una referencia real del potencial del vehículo eléctrico. Dicho y hecho.

Durante los dos años siguientes, la Ingeniería Global Applus+ IDIADA ha desarrollado el Volar-e con un arsenal de medidas tecnológicas y diseño que hacen de este automóvil, uno de los coches más espectaculares presentados este año. El chasis es de tipo multitubular y la carrocería de fibra de carbono para reducir el peso hasta unos aceptables 1.700 kilos, teniendo en cuenta que es un vehículo eléctrico.

volare_3_0.jpg

Su principal baza son cuatro motores eléctricos que suman 800 kilowatios, el equivalente a 1.072 caballos y más de 1.000 newton-metro de par que son transmitidos a las cuatro ruedas. Cuenta con un gestor de potencia iTORQ que cuenta con cuatro programas. Eco, dynamic, racing y wet. Asociado a este sistema existe un control de tracción independiente para cada motor eléctrico y suspensión regulable electrónicamente. Los frenos son carbocerámicos y los neumáticos tienen unas dimensiones de 245/35 R20 delante y 295/30 R20 detrás.

Sus prestaciones superan a la mayoría de su competencia “térmica”: un 0 a 100 kilómetros/hora en 3,4 segundos, alcanza los 200 en 8 segundos y los 300 en sólo 14 segundos. Casi tan rápido puede recargar las baterías gracias a un modo de recarga que tarda sólo 15 minutos.

volare4_0.jpg

Excesivo a todos los niveles, con el Volar-e la Comisión Europea ha cumplido su objetivo: demostrar que los automóviles eléctricos son tan rápidos y divertidos de conducir como los de explosión interna. Además potencia la imagen del vehículo eléctrico, pidiendo a los gobiernos unas mejores infraestructuras que faciliten su expansión en el continente europeo.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Iñigo Montoya

Flipante.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top