CURIOSIDAD

VÍDEO: Los Porsche más exclusivos

Cargando vídeo...

Cuando se crea algunos de los mejores coches de la historia, elegir unos pocos como los mejores no es fácil. Pero Porsche se ha tomado el placer de mostrarnos los que ellos consideran los cinco mejores de su historia, fabricados en pequeñas series por razones de homologación para competiciones deportivas. Son estos.

Porsche 911 Turbo S (964)

PORSCHE 911 (964) TURBO S DE 1992

El 964 de calle apareció en 1989, siendo el primer modelo con la opción de la caja de cambios Triptronic y cuatro ruedas motrices. Hasta 1994 se fabricaron 62.172 unidades, viviendo sucesivas evoluciones de motor. Pero hubo 86 unidades muy especiales, denominadas Turbo S, y pintadas en amarillo. Contaba con una evolución del motor turbo de 3.3 litros que llegaba a los 376 caballos, gracias, entre otras cosas, a inyectores más grandes y árboles de levas especiales. El interior estaba aligerado y privado de los lujos más prescindibles. El rendimiento era el objetivo, y para eso tenía una suspensión rebajada. En 1993 llegaría el motor de 3.6 litros, pero ese ya era otra historia, como también lo fue el Turbo S Le Mans GT, nacido única y exclusivamente para la competición, pero que tomaba como base el Turbo S.

 

Porsche 924 Carrera GTS

PORSCHE 924 CARRERA GTS DE 1981

En 1976, Porsche presentó el 924. Un deportivo de motor delantero llamado a ser el modelo de entrada a la marca, y que sustituía al 914. Se trataba de un 2+2 que debía haber sido en realidad un Volkswagen, y que contaba con un motor de origen Audi, un cuatro cilindros en línea que daba 125 caballos. Era el primer Porsche con motor delantero, y los puristas de la marca lo vieron como un sacrilegio al santo grial de la marca. Pero con la evolución del coche en su versión Carrera GTS tuvieron que guardar silencio.

La base era el ya potenciado Carrera GT, pero se le dio una vuelta de tuerca. Los GTS  son más potentes gracias en gran parte a un turbo más radical y se distinguen fácilmente por las cubiertas de los faros en perspex, reemplazando los faros pop-up del GT. Un intercooler delante del motor en lugar de encima de él daba los últimos toques de rendimiento. Se fabricaron 50 unidades. Era un coche de carreras que, en posteriores evoluciones, llegó a participar en las 24 Horas de Le Mans, además de anticipar las líneas del 944.

 

Porsche 911 GT1

PORSCHE 911 GT1 DE 1996

Y  ya que hablamos de Le Mans, el siguiente modelo elegido por Porsche tiene su motivo de existencia en las carreras de Sport-Prototipos. En los años noventa, coches como el Mclaren F1 o el Ferrari F40 eran evolucionados para participar en lo que luego se llamó el FIA GT, y que además, tras la caída del Grupo C, eran la categoría reina en las 24 Horas. Porsche no quiso quedarse atrás, pero en vez de evolucionar un coche de los que ya producía, construyó uno de cero: el GT1. Para poder participar en las carreras necesitaban homologar al menos 20 modelos de calle, y construyeron 21.

Tuvieron que capar un poco el motor para cumplir con la normativa de emisiones, pero el seis cilindros bóxer de 3.2 litros entregaba aún 537 caballos. Su aceleración era brutal, de 0 a 100 en 3’9 segundos. Y su aspecto, impactante. Era un prototipo de calle, sin más. Un prototipo que debutó en 1996 en el circuito de La Sarthe con victoria en la categoría GT1.

 

Porsche 911 SC RS

PORSCHE 911 SC/RS DE 1984

A principios y mediados de los 80, el Grupo B de rallyes era una categoría deportiva que alcanzó tintes legendarios. Y Porsche quiso estar presente en ella. Cogieron su 911, y lo muscularon al máximo, dando lugar al SC/RS. Una bestia de 250 caballos surgidos de su motor bóxer de 3 litros.

Para satisfacer los requerimientos federativos de homologación, se fabricaron veinte unidades de calle, mientras que en los tramos de los rallys, el coche contaba con una decoración tan legendaria como la de Martini: la de la tabaquera Rothmans. Era gestionados por Prodrive, pero con asistencia directa de Stuttgart. Nunca tuvo grandes resultados ante la feroz competencia, siendo sus mejores logros tres terceros puestos en los Rallyes de Montecarlo –1982– y Córcega –1982 y 1985–.

 

Porsche-356 America Roadster

PORSCHE 356 AMERICA ROADSTER

No hay un motivo competitivo en este modelo, para Porsche el más especial. Y sin embargo, el coche competía por todos lados, en un tiempo en el que cualquier coche deportivo podía pasar de la calle al circuito con suma facilidad. En 1952, Porsche fabricó veintiun modelos roadster de su 356, los cuales tenían como destino los Estados Unidos. No, no era convertible, era un roadster puro con un techo de lona para emergencias. Nada más.

Con el motor bóxer de cuatro cilindros y setenta caballos, no es el modelo más potente de la lista, pero sí el más especial. Porque el 356 fue el primer modelo de serie con gran éxito de la marca. Y esta es una versión especial que se fabricó por petición del importador estadounidense. Fabricado en aluminio, el parabrisas podía retirarse para bajar el peso. Era, es, una maravilla de la marca.

Pero, además de estos cinco, ¿cuál dirías que es uno de los mejores Porsche fabricados?

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top