CURIOSIDAD

VÍDEO: Historia del BMW Serie 5

AmpliarLa historia del BMW Serie 5 - SoyMotor.comBMW Serie 5

BMW nos trae unos vídeos para recordarnos el origen de una de sus series más longevas y prestigiosas: la Serie 5, cuyo origen se remonta al año 1972.


El E12 fue el que dio la salida a toda una saga de berlinas medias de lujo que llega hasta nuestros días. El primero estuvo en producción hasta 1981, con motores desde 1.8 y 2.0 litros de cuatro y seis cilindros.




La segunda generación, el E28, tuvo ligeros cambios estéticos, pero sobre todo de equipamiento, con inyección electrónica, cierre centralizado, aire acondicionado, techo solar e incluso ordenador de a bordo. Equipaba motores de cuatro y seis cilindros, desde 1.8 litros a los 3.5 del M5. Su producción llegó hasta 1987.




El gran cambio estético se produjo con el tercer modelo de la Serie 5, el E34, que ganó diversos reconocimientos por su extraordinaria fiabilidad. Por supuesto, todo fue más lujoso y mejor equipado, y tomaba varias ideas del diseño del Serie 7. Se introdujo un motor de 4.0 litros y ocho cilindros en V, aunque el más potente seguía siendo el de seis cilindros en línea de 3.8 litros. Fue seguramente el  modelo que dio el gran prestigio a la Serie 5, y estuvo en producción hasta 1996.




Corría el año 1995 cuando BMW presentó al mundo su nuevo Serie 5 y, entonces, BMW cambió el mundo dejándolo bocabierto.  El E39 era un coche de lujo, de representación, pero que jugaba en muchas ligas y en todas lo hacía bien. Su aspecto era atemporal, marcado por una mezcla perfecta entre elegancia y deportividad. Aún hoy, pasada la friolera de 22 años, no desentona en el entorno moderno. 



Junto a ello, su aerodinámica era refinadísima, con un Cfx de tan sólo 0’27, de los más bajos del mercado. Las motorizaciones fueron extensas, como el tiempo en el que estuvo en producción, hasta 2004. Desde un motor de gasolina 2.0 de 150 caballos, al brutal V8 del M5 con sus 440 caballos. Y en diésel, una oferta también muy amplia.



La calidad del acabado interior era asombrosa. Todo estaba enfocado al conductor, que debía sentirse el protagonista, pero los acompañantes viajaban en un entorno agradable, cálido y lleno de comodidades. En el mercado de segunda mano, sin embargo, las versiones mundanas –no el M5– no alcanzan precios obscenos, incluso diríamos que gangas teniendo en cuenta que estamos hablando de un coche que va a ser un clásico.




En 2003 llegó el nuevo Serie 5, el E60, la quinta generación. El modelo mantenía las dimensiones de gran berlina del anterior, pero tanto el diseño interior como exterior fueron renovados. Se introdujeron nuevas características electrónicas a la serie 5, incluyendo la tecnología i-Drive, control de crucero activo, dirección activa y control de voz, y el primero con el sistema Active Dynamic para mantener la estabilidad en las curvas de manera más efectiva.



El diseño de Chris Bangle no dejó indiferente a nadie, si bien las líneas del maletero, que fueron comunes en varios modelos de la época, resultaron algo polémicas. Eso sí, el coche era más grande y ancho, con un interior más espacioso y un maletero más generoso.



Las motorizaciones iban, originalmente, del seis cilindros en línea gasolina de 168 caballos, hasta el M5, aparecido en 2005, un V10 de 5 litros y unos impresionantes 507 caballos limitados a 320 kilómetros/hora. En definitiva, sabía combinar la elegancia y el porte de un coche de representación, con un rendimiento bastante deportivo teniendo en cuenta el tipo de coche del que se trata.



Fue uno de los modelos más vendidos de la época, y de la historia de BMW. En 2010 cesó su producción, dando paso al modelo actual, que está ya próximo a ser sustituido.




La sexta generación del BMW Serie 5, conocido como F10, se presentó en 2009 en el estadio olímpico de Munich, con la comercialización dando inicio en 2010. Era obra del diseñador Jacek Fröhlich, que eliminaba la controvertida trasera de Chris Bangle. El diseño había comenzado en 2006, y recuperaba la esencia de BMW, mucho más sobria y elegante, y con la famosa parrilla de riñones más prominente.



Compartía plataforma con el hermano mayor, el Serie 7, aunque obviamente era más pequeño. Se podía elegir entre cinco motores gasolina y cinco diésel, siendo los más potentes respectivamente el 550i de 401 caballos y el 535d de 302. Eso sin contar con el M5, que llegó en 2011, y que con su V8 de 4.4 litros daba 553 caballos. No en vano es el famoso 'Ring-Taxi' del Nürburgring. También apareció una versión híbrida.



Contaba con tracción integral como opción, y un sistema de dirección a las cuatro ruedas que lo hacía muy maniobrable en ciudad. Pero estaba pensado para largos trayectos, y de ahí que el interior fuera, como de costumbre, un despliegue de lujo y comodidad para los pasajeros.



El precio del modelo básico era de 40.900 euros, y ha sido un éxito comercial, pese a que sobre él se vertieron algunas críticas en cuanto a su convencionalismo. Ahora está tocando al fin de su vida, pues la séptima generación está a la vuelta de la esquina.




Y así, por el árbol genealógico, llegamos al último de ellos, el nuevo BMW Serie 5 G30 que te contamos en este vídeo.


Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top