ALGUNAS CLAVES

¿Viajas con tu mascota? Te damos algunas recomendaciones

¿Te vas de vacaciones? Piensa en la comodidad de tu macota

Con algunos sencillos pasos, tu animal de compañía no acusará los kilómetros

Cargando vídeo...

Se acerca el verano y llegan las vacaciones. Una gran mayoría optarán por el coche como medio de transporte y seguro que alguno realiza su primer viaje de larga distancia con una mascota. Los animales de compañía son los mejores amigos y a la hora de afrontar un trayecto de estas características hay que velar por ellos tanto antes del inicio del viaje como durante el mismo. Por ello, hemos querido recopilar una serie de pautas a seguir para que tu mascota afronte de la mejor manera posible el trayecto.  

El viaje no comienza cuando arranca el coche. Antes de emprender tu camino hacia el destino vacacional, hay que haber cumplido algunos aspectos. El primero es tener la documentación en orden. Eso implica viajar con el Pasaporte para Animales de Compañía bien cumplimentado y completo, con todos los tratamientos y vacunaciones en orden. Este paso es especialmente importante si se planea viajar a otros países, aunque la normativa es prácticamente idéntica en toda la zona euro.

Aprovechando la visita al veterinario, el especialista podrá planificar el viaje y te podrá recetar algún tranquilizante o medicamento para evitar los tan temidos mareos. En este punto, si es tu primer viaje de larga duración con tu mascota, te aconsejamos acostumbrarla con trayectos cortos en las semanas previas. Si esto se hace desde cachorros, todo es mucho más sencillo.

Es habitual cometer errores con el trasportín o el arnés

A la hora de emprender el viaje, debemos elegir bien el lugar que ocupará en el vehículo nuestra mascota. Las opciones que recomiendan instituciones como el RACE o la DGT dependen del tamaño y comportamiento del animal. Para mascotas de tamaño grande se aconseja utilizar el maletero con una red homologada separadora, combinado o no con trasportín en posición trasversal a la dirección de la marcha. En caso de animales de menor tamaño, se puede optar por un trasportín colocado en el suelo del asiento trasero o sobre los asientos traseros con un arnés. En ningún caso el animal podrá viajar suelto.

En este punto es habitual cometer errores. Aunque una opción lógica podría ser usar un trasportín sujeto con el cinturón de seguridad, lo cierto es que en los crash test se ha demostrado que el propio trasportín rompe los puntos de anclaje del cinturón. Respecto al arnés, también se desaconsejan los arneses de un solo enganche. Lo ideal es contar con un arnés homologado con doble enganche. Su precio es bastante módico -no supera los 15€- y si tiene un recorrido corto, evitaremos cualquier problema.

Una vez que nuestra mascota esté bien sujeta y colocada, hay que tener en cuenta algunos puntos más. Antes de comenzar el viaje, no es aconsejable darles de comer, puesto que pueden acusar los mencionados mareos. Por el contrario, es vital llevar agua siempre y dividir el viaje en secciones cortas en las que el animal pueda beber, estirar las piernas y descansar. Si en estos descanso dedicamos especial atención a nuestro animal, se evitará un estrés derivado del viaje. Al final, el conductor también tiene que hacer una serie de descansos, por lo que este hecho no trastorna el viaje en sí mismo.

A nivel general y aunque parezca una obviedad, nunca dejes a tu mascota dentro de coche cuando este aparcado. Las altas temperaturas propias del verano provocan la deshidratación de nuestros animales, aunque se dejen las ventanillas abiertas. 20 minutos en un coche a pleno sol, pueden significar un problema serio o la muerte de nuestra mascota. Si sigues todos estos consejos, seguro que tienes unas felices vacaciones con tu mascota.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top