Actualidad

Europa avala la creación de una gran red de carga ultrarrápida

El tiempo estimado de carga será de 20 minutos

El objetivo es tener 2.000 estaciones operativas para el año 2020

AmpliarEuropa avala la creación de una red de carga rápida ultrarrápida - SoyMotor.comEuropa avala la creación de una red de carga rápida ultrarrápida - SoyMotor.com

La Comisión Europea ha dado luz verde a la alianza entre los fabricantes de automóviles BMW, Daimler, Porsche y Ford para crear una red de recarga eléctrica ultrarrápida para vehículos en rutas de varios Estados Miembros. 

Se planea comenzar el despliegue de esta red este año y el objetivo es alcanzar a corto plazo las 400 estaciones en Europa y para 2020, el objetivo es llegar a 2.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos en todo el continente.

 

EN ESPAÑA MÁS DE 50 ESTACIONES NUEVAS

Las compañías aseguraron que en España se construirán más de 50 puntos, para cada uno de ellos será necesaria una inversión de 400.000 euros y el objetivo es que haya uno cada 120 kilómetros. "La previsión es que para 2018 se haya instalado más del 80% de los puntos en España", han indicado los fabricantes para la web HíbridosYEléctricos.com.

Uno de los principales inconvenientes de los coches eléctricos es la dificultad para encontrar puntos de carga y el excesivo tiempo que requieren para realizar una recarga completa de sus baterías. Los propietarios que cuentan con la posibilidad de recargarlos en su propio domicilio, pueden adquirir sistemas de carga rápida, pero en la calle, la realidad es muy distinta.

Para avanzar hacia el futuro de la movilidad eléctrica, el Salón del Automóvil de París 2016 mostró soluciones en este sentido. Distintos fabricantes europeos y empresas relacionadas con el sector suscribieron un acuerdo de colaboración para crear Ultra-E, una red de carga ultra rápida a lo largo de toda Europa, que permitirá a los vehículos eléctricos 'repostar' en un tiempo inferior a 20 minutos.

La idea es establecer puntos de carga basados en la tecnología estándar de Sistema de Carga Combinada –CCS–, que ofrezcan 350kW de potencia, es decir, mucha más potencia que los cargadores actuales que se reducirá el tiempo de transferencia.

No obstante, el problema se fundamenta en que los modelos eléctricos en el mercado no soportan este tipo de carga, por lo que será necesario que estos puntos se adapten a las características de cada automóvil.

Cabe esperar que los vehículos eléctricos que se pongan a la venta a partir de 2018 ofrezcan baterías capaces de soportar mayor tensión durante la carga –diferencia de potencia- que permita una mayor carga en menos tiempo.

En la actualidad, en casos concretos y eficientes, el tiempo de recarga medio es de una hora y media para lograr una autonomía aproximada de 300 kilómetros.

El proyecto comenzará su andadura este año en Holanda, Bélgica, Alemania y Austria, con más de 25 puntos de carga y se espera que antes del final de la década se haya implantado en la mayor parte del continente.

Volkswagen, BMW y Renault abanderan el proyecto como los grandes fabricantes implicados, pero el mismo también cuenta con el apoyo económico de la Unión Europea, que aportará 6,5 millones de euros, la mitad del capital inicial del proyecto.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top