EN VENTA

A subasta el OSCA MT4 de Alfonso de Portago

AmpliarOSCA MT4 de Alfonso de Portago - SoyMotor.comOSCA MT4 de Alfonso de Portago

OSCA -Officine Specializzate Costruzione Automobili—Fratelli Maserati S.p.A.– fue la marca creada por Ernesto, Ettore y Bindo Maserati cuando en 1947 salieron definitivamente de la que había sido su empresa de coches, Maserati, tras pasar 10 años bajo contrato de los nuevos propietarios, la familia Orsi.

Los OSCA, producidos en San Lazzaro di Savena, a las afueras de Bolonia, pronto se caracterizaron por ser coches deportivos de muy buen rendimiento. Y el Maserati Tipo 4, o MT4, fue el primer coche creado por la compañía. Ahora, uno de sus ejemplares sale a subasta por RM Sothebys en París, el próximo 8 de febrero.

El modelo en concreto, chasis 1142, es de 1954, y se considera el primero, o uno de los primeros, en equipar en sus motores de 1.5 litros el sistema de doble encendido, entregando 135 caballos a 6.300 revoluciones.

osca_mt4_1954_motor.jpg

Su primer propietario fue el piloto italiano Giulio Cabianca, que lo recibió pintado del característico 'rosso corsa' italiano. Y ahí comenzó su historial deportivo, con participaciones en el Giro di Sicilia, pero su mejor resultado fue en la Mille Miglia de 1954, cuando acabó segundo en su categoría y décimo de la general. Cabianca vendió el coche a Hans Tanner, quien a su vez se lo traspasó al piloto español Alfonso de Portago.

De Portago lo pintó de negro con la bandera española cruzando el coche. Curiosamente, es el estado en el que se ofrece a la venta ahora. Con Portago, estuvo cerca de vencer en la Nürburgring Rhineland Cup el 1 de agosto de 1954, inscrito bajo el blasón de Scuderia Espagna, pero abandonó, lo mismo que ocurrió poco después en el Tour de France, acompañado entonces por su fiel copiloto Edmund Nelson.

osca_mt4_1954_lateral.jpg

El español lo vendió en octubre, cuando aparece a nombre de Giannino Parravicini, en Milán. Con Roberto Mieres participó en la quinta y última Carrera Panamericana, con el número 52 que aparece en las fotografías, teniendo la decoración del evento, donde abandonó en la cuarta etapa por fallo de motor. La vida deportiva del modelo decayó a partir de entonces, y en 1956 disputó su última carrera el 26 de agosto, a los mandos del suizo Robert Jenny, en la cronoescalada de Ollons Villars, donde acabó segundo de su categoría.

A partir de ahí, el historial del coche se pierde hasta 1987, cuando aparece en manos del coleccionista Peter Kaus y su famosa colección Rosso Bianco. Pasando por varias manos desde entonces, fue objeto de una profunda restauración, y ahora participa en eventos históricos.

osca_mt4_1954_interior.jpg

Lo llamativo es que conserve todavía la decoración utilizada por De Portago, lo que lo convierte en un pedazo de nuestra historia deportiva. Elegantemente carrozado por Frua, se trata de una unidad muy especial por la que se espera obtener entre 975.000 y 1.175.000 millones de euros

osca_mt4_1954_trasera.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top