Contacto

Probamos los Smart Electric Drive 2017: practicidad eléctrica

El motor electrico de 160 Newton metro y un equivalente a 81 caballos de potencia

La autonomía puede alcanzar los 160 kilómetros

AmpliarLos nuevos ForTwo coupé, ForTwo Cabrio y ForFour elétricos posan con carrocería negra y verde - SoyMotorLos nuevos ForTwo coupé, ForTwo Cabrio y ForFour elétricos posan con carrocería negra y verde

SoyMotor.com acudió a la presentación en Madrid de la nueva gama Smart Electric Drive, convocatoria en la que se desvelaron en el panorama nacional los tres modelos que integran esta serie: el ForTwo Coupé, el ForTwo Cabrio, y el ForFour.

Los modelos, presentados en un color blanco con los detalles de la carrocería verde, son el resultado final de un compromiso de Smart, y por ende de la casa matriz, Daimler, por la movilidad ecológica, que se inició hace 10 años, en 2007, con una primera flota piloto de cien modelos que rodaban por Londres. A lo largo de este tiempo, Smart ha apostado por esta tecnología, y el resultado último es este: la nueva generación de Smart ED.

Lo cierto es que el Smart nos dejó una gran sensación de adelanto. Hace diez años probábamos un Smart a combustión, y si bien las impresiones no fueron malas, había detalles de acabado y de rendimiento que no nos dejaron plenamente satisfechos. Sin embargo, tanto en el ForTwo Coupé como en el ForFour que probamos, tuvimos una notable sensación de mejora en todos los aspectos, desde el diseño a la ergonomía, desde los acabados al comportamiento del coche.

759759.jpg

Un coche que cuenta con un motor eléctrico de 60 kWh, equivalentes a 81 caballos, colocado en la parte trasera, debajo del espacio para el maletero. Este motor ofrece una prestación interesante en la aceleración inmediata, si bien llega a los 100 kilómetros por hora en 11’8 segundos. No se trata, por supuesto, de coches pensados para grandes velocidades, y de hecho tienen el máximo limitado en 130 kilómetros por hora, algo que no sentimos como un hándicap en la ruta por vías rápidas que realizamos.

Pero si hablamos del motor y de sus baterías, que son de iones de litio de 17’5 kWh, su carga ofrece tres opciones diferentes. En un enchufe normal, en casa, la carga completa se produce en 6 horas, mientras que en un enchufe Wallbox se realiza en 3 horas y media. Pero la gran novedad es una carga del 80% en sólo 45 minutos en caso de enchufar el vehículo a un cargador rápido de 22 kW. En este sentido, es de reseñar el acuerdo alcanzado por Smart y Endesa para potenciar la energía eléctrica como motor del transporte urbano. Así, ambas compañías han convenido tres interesantes puntos. Primero, la instalación de puntos de recarga para particulares, lo que significa que con la venta del vehículo se incluye la instalación por parte de Endesa de un equipo de recarga. Segundo, una tarifa exclusiva llamada ‘tempo zero smart’ por parte de Endesa, por la que los clientes podrán beneficiarse de energía verde a precio cero, en concreto, 1.200 kWh al año a 0 €/kWh para las cargas entre la 1 y las 7 de la mañana, lo que supone disponer de, aproximadamente, 10.000 km/ año de forma gratuita. Y tercero, la creación de una red de recarga de acceso público a partir de 2018.

2560_3000_18.jpg

Centrándonos en el coche, nos llamó la atención el espacio interior, que permite a personas de gran altura estar cómodamente en los asientos, sean los delanteros o los traseros, y eso referido a un coche urbano de dimensiones reducidas. Probamos dos modelos en dos situaciones diferentes. Por un lado, en recorrido urbano por Madrid, el Smart ForTwo Coupé, y en vías rápidas y carreteras comarcales, el ForFour.

En ambos casos, la conducción fue muy suave, a lo que ayudaba el cambio automático de los modelos, cuyo funcionamiento era preciso en todo momento, permitiendo rodar siempre con la relación correcta en todas las situaciones. Por supuesto, la rumorosidad del vehículo era prácticamente nula, y lo único que escuchábamos era el viento, especialmente en las vías rápidas, algo lógico pero que no resultaba molesto gracias a la insonorización de los vehículos.

En cuanto a autonomía, por circunstancias ajenas a Smart, pudimos comprobar en toda su plenitud la veracidad de los 160 kilómetros anunciados por la marca. Y es que en la pausa para el almuerzo, los coches no pudieron cargarse debido a una caída de la red eléctrica. Eso nos dejó por la tarde con la carga restante de la mañana. Y pese a ello, pudimos completar sin problemas el recorrido previsto, en nuestro caso el rutero, lo que nos permitió observar la precisión del indicador de carga disponible, que se acercó a la descarga pero que nos permitió llegar al punto de encuentro. Son 160 kilómetros reales.

7696.jpg

Ambos modelos cuentan con una gran visibilidad, son ágiles, y detectamos también una mejora con el modelo de diez años atrás en cuanto al comportamiento del eje trasero. Si entonces se mostraba duro y tendente a saltar, en estos nuevos modelos la docilidad era la tónica, con un paso mucho más asentado. En ciudad es donde el coche mostró todas sus virtudes, con radios de giro amplios y más que suficientes para la vida urbana, y la sensación de movernos con el medio correcto para el entorno que nos ocupaba. Y todo ello, en un vehículo que se muestra como un coche en toda la dimensión de la palabra, por confort, equipamiento, acabados y dinámicas.

Echamos en falta más espacio para el equipaje. Sólo se cuenta con el pequeño maletero trasero, mientras que el espacio frontal es inutilizable, al contar con elementos de servicio para el coche. Eso sí, las baterías van debajo del vehículo, por lo que no se pierde nada de espacio interior, lo cual podría haber sido esperable. Unas baterías que además, tienen una garantía de tres años o 100.000 kilómetros, tiempo durante el cual están cubiertas de toda contingencia por la marca.

Los precios de salida de los tres modelos varían escasamente, sin entrar en las múltiples opciones de acabados y personalización que, como siempre, ofrece la marca. El Smart ForTwo Coupé parte de 23.302 euros, el ForTwo Cabrio de 26.730 euros, y el ForFour se puede adquirir desde 23.966 euros. Junto a ello, el Gobierno ha aprobado definitivamente un plan de ayudas a la compra de esta clase de vehículos, que se cifran en 5.500 euros por vehículo, más otros 1.000 euros si se instala un punto de recarga en el domicilio asociado el vehículo, algo que, como hemos visto, la marca ofrece, por lo que con estas ayudas los precios de los modelos se vuelven todavía más competitivos.

En resumen, tras esta toma de contacto, los Smart ED ofrecen todo lo necesario para los desplazamientos en ciudad, sin pasar apuros en trayectos por vías interurbanas. Pero sobre todo, nos quitaron definitivamente el miedo de realizar el salto al vehículo eléctrico, tanto por calidades, como por comportamiento.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top