CURIOSIDAD

El Rey emérito Juan Carlos I visita la sede de Lamborghini

Juan Carlos I charló en Sant'Agata Bolognese con Stefano Domenicali, CEO de la firma

El ex monarca visitó el Museo Lamborghini y el resto de instalaciones de la marca italiana

AmpliarEl Rey emérito Juan Carlos I visita la sede de LamborghiniEl Rey emérito Juan Carlos I visita la sede de Lamborghini

El Rey emérito Don Juan Carlos I siempre ha sido un apasionado de los coches, desde muy joven. Los modelos que ha tenido en su garaje durante su etapa como Rey de España así lo demuestran, así como su gran afición por la Fórmula 1. Aprovechando su nuevo estatus y su mayor tiempo libre, Don Juan Carlos I ha visitado la sede de Lamborghini en Sant'Agata Bolognese esta misma semana.

Quizá Don Juan Carlos I ya no está para disfrutar de uno de los deportivos de Lamborghini debido a su estado de salud y a los problemas de cadera que el obligan a andar con un bastón, pero eso no ha impedido al Rey emérito visitar la sede de Lamborghini en Italia, donde ha sido recibido por Stefano Domenicali. El actual CEO de la firma transalpina es un viejo conocido de Don Juan Carlos I fruto de su papel en la Scuderia Ferrari durante la época en la que Fernando Alonso era piloto de la marca de Maranello.

thumb_0.jpg

El monarca, que abdicó en junio de 2014, pudo conocer las instalaciones de Lamborghini al completo, desde la línea de montaje del Lamborghi Huracán y del resto de vehículos de la marca, pasando por el Museo de la firma en Sant'Agata Bolognese o por el recién abierto centro 'PoloStorico', instalaciones dedicadas a los coches clásicos de Lamborghini. Don Juan Carlos mostró especial interés en esta parte de la visita, debido a que el propio monarca ha conducido vehículos de Lamborghini cuando era más joven.

La visita de Don Juan Carlos I a las instalaciones de Lamborghini terminó con una bonita foto conmemorativa en la que el Rey emérito y Stefano Domenicali posaron delante de tres unidades del Lamborghini Aventador aparcadas a sus espaldas. Dos de estos Aventador lucían una carrocería en color rojo, mientras que el tercero presumía de un brillante color amarillo. La disposición de los tres superdeportivos dibujaba los colores de la bandera de España.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top