CURIOSIDAD

¿Qué cosas extrañas se olvidan en un coche de alquiler?

La empresa Goldcar ha hecho una lista con los siete olvidos más extraños

Todos los olvidos son reales e incluso tienen personas como protagonistas

Ampliar¿En serio se puede olvidar a un bebe o una abuela en un coche? - SoyMotor¿En serio se puede olvidar a un bebe o una abuela en un coche?

¿Quién no ha olvidado un paraguas en un taxi o un autobús? Olvidar un objeto personal es un vehículo suele ser algo habitual en nuestras vidas. El problema llega cuando no se olvidan en nuestro coche, sino en medios de transporte público o en coches de alquiler. Al respecto, la empresa de coches de alquiler Goldcar ha recopilado los olvidos más extraños y curiosos que ha vivido en los últimos años.

Empecemos por los olvidos increíbles, porque no parece demasiado real el olvidar a tu hijo o a tu abuela en un coche. Pues ha sucedido. Un conductor tuvo que ser llamado tras entregar su vehículo en las oficinas de Goldcard en Sevilla al olvidarse a su abuela en el asiento trasero del vehículo. En esta misma línea, en un par de ocasiones dos parejas han olvidado a su bebé anclado en la sillita de viaje. Es evidente que no han recibido el galardón a los 'Padres del Año'.

Dejarte a tu abuela o a tu hijo en una sillita son los dos grandes 'hits' de la lista de olvidos

En el grupo de los olvidos peculiares nos encontramos un poco de todo. ¿Serías capaz de olvidar tu pierna ortopédica? Pues un conductor que tenía prisa por coger un vuelo olvidó su pierna ortopédica, así que suponemos que se trataba de la pierna de repuesto. También los trabajadores de Goldcar se han encontrado tras recibir un coche una placa de policía de un agente en activo, una caja de balas de pistola e incluso una katana.

Dentro de los olvidos comprensibles aunque extraños aparece una dentadura postiza en un hueco portaobjetos, algún disfraz sugerente e incluso una docena de huevos que ni cortos ni perezosos los clientes reclamaron con un envío urgente a su domicilio. Otras de esas llamadas curiosas fue la de una propietaria de un bikini, que casi como si se tratase de una reliquia familiar con gran valor sentimental insistió hasta poder recuperar su preciada prenda de ropa.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top