Vídeo

Piquet Jr. prueba en los Alpes los mejores BMW de la historia

Se pone al volante de los BMW que marcaron en la trayectoria de su padre

No faltan el Brabham BMW BT52, el McLaren F1 GTR Le Masn o el BMW M1 Procar

AmpliarPiquet Jr. prueba en los Alpes los mejores BMW de la historiaEl Brabham BT 52 junto al M1 Procar en los Alpes. Foto: AutoMotor und Sport - Hardy Mutschler


Hoy te traemos una historia un tanto especial. A través de nuestros compañeros alemanes de Auto Motor und Sport nos hemos enterado de uno de esos acontecimientos que sólo ocurren una vez en la vida.



Para nosotros, aficionados al automovilismo, poco cosas hay comparables a poder conducir en un mismo día los coches de competición más míticos de un marca y mucho menos en un paraje de ensueño como una carretera de montaña cortada al tráfico.



Ni en sus mejores sueños lo hubiese imaginado tampoco el bueno de Nelsinho Piquet, el pequeño de una dinastía que el año pasado se convirtió en el primer campeón de la Formula E. Hace unos días cumplió 31 años y sus familiares más cercanos junto a BMW le hicieron un regalo que nunca podrá olvidar.



 




 VÍDEO



A 2.500 metros de altura, situado en los Alpes se encuentra el paso de Timmelsjoch, que fue cortado al tráfico para la ocasión. En él está situado el Museo de la Motocicleta más alto de Europa y aprovechando que BMW Group Classic tiene un acuerdo con ello, aprovecharon la oportunidad para dejar probar a Nelson Piquet Jr. lo mejor de cada época.



BMW-Legenden am Timmelsjoch, BMW-Klassiker, 07/2016



Historia viva de BMW en competición y carretera. Foto: Hardy Mutschler



El primero fue un hermoso BMW 635 CSi de 1983 con el que el piloto italiano pudo tomar el pulso a un “trazado” lleno de horquillas y con un buen acantilado sin guardarrailes de protección alguno. Su propulsor de 6 cilindros en línea y más de 350 caballos fueron un buen aperitivo para la que se le venía encima al bueno de Nelsinho.



BMW-Legenden am Timmelsjoch, BMW-Klassiker, 07/2016



Nelsinho alucinando con el BMW M1 Procar de su padre. Foto: Hardy Mutschler



Uno de los platos fuertes del día fue sin duda con el BMW M1 Procar. “¿En serio es el mismo con el que mi padre ganó el Procar Championship en 1980?” exclamó Piquet al verlo. Pues sí, salvo por el segundo asiento de carreras añadido posteriormente, este M1 es el mismo y mantiene todas sus cualidades intactas, incluido uno de los mejores sonidos de un motor de seis cilindros -3.5 litros y 470 caballos- que hayas escuchado jamás. Y si no te lo crees, sube tus altavoces y vuelve a darle al play.



BMW-Legenden am Timmelsjoch, BMW-Klassiker, 07/2016



El McLaren F1 GTR Le Mans fue probado bajo un gran aguacero. Foto: Hardy Mutschler



Increscendo iba la fiesta hasta llegar a otro de los iconos más grandes de la historia: el McLaren F1 GTR Le Mans con el que su padré participó en la prueba francesa en 1997. Como olvidar al mejor hiperdeportivo de la historia con uno de los mejores V12 de todos los tiempos. No es un BMW como tal pero su corazón sí que fue creado por BMW Motorsport. Con apenas 950 kilos y más de 600 caballos, la conducción con el suelo ya mojado fue algo más que divertida…



La tentación era demasiado grande y finalmente los chicos de BMW finalmente claudicaron. ¿Un F1 turbo de los ochenta en puerto de montaña en los Alpes? Pues sí, dicho y hecho.



BMW-Legenden am Timmelsjoch, BMW-Klassiker, 07/2016



El Brabham negociando una de las horquillas del paso de montaña. Foto: Hardy Mutschler



La güinda al pastel la puso el Brabham BMW BT52 con el que su padre ganó su segundo mundial de Fórmula 1 en 1983. Imagina por un instante la adherencia de una carretera convencional y los neumáticos traseros tratando de transmitir la avalancha de 1400 caballos provenientes del pequeño 4 cilindros turbo del Brabham. Simplemente épico.



Así concluyó una jornada única, un auténtico privilegio para Nelson Piquet Jr., que en un solo día pudo probar los automóviles más significativos de toda la trayectoria profesional de su progenitor. Regalos así son los que no se olvidan.



BMW-Legenden am Timmelsjoch, BMW-Klassiker, 07/2016



Un F1 de 1400 caballos rodando en un puerto de montaña. Épico. Foto: Hardy Mutschler

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top