CONTACTO

Nissan Navara NP300: Igual de pick-up pero más coche

Con suspensión trasera multilink

Más de 1.000 kilogramos de capacidad de carga

Sistema anti-colisión de serie

AmpliarNissan Navara NP300: Igual de Pick-up pero más coche - SoyMotorNissan Navara NP300 2016

Hace unos días asistimos, en la zaragozana localidad de Almunia de Doña Godina, a la presentación del nuevo Nissan Navara NP300, un pick-up ideal tanto para el uso recreativo en el campo como para el trabajo pesado sobre cualquier superficie.

El modelo actual sustituye a la versión de 2005, que fue actualizada en 2010, e incorpora como principal novedad la suspensión trasera multilink con muelles en la versión de doble cabina en lugar de la tradicional ballesta que prácticamente monopoliza el segmento.

Con 5,33 metros de longitud, se trata de un vehículo grande, robusto y funcional con óptimas aptitudes de carga y todoterreno. Sin embargo, Nissan ha puesto énfasis en el estilo y el confort, ya que pretende ampliar el espectro de uso de este Navara también a la función recreativa.

Su bastidor de acero de alta resistencia y sección cerrada crece 67 milímetros y mejora notablemente la rigidez estructural y resistencia a la torsión respecto a la generación anterior. Por el contrario, se acorta en 50 milímetros la batalla para reducir en un metro el radio de giro, algo que seguro agradecerán los propietarios que hagan un uso comercial y urbano.

La versión de doble cabina prescinde de las ballestas de amortiguación habituales en el segmento pick-up, y ofrece mejor comportamiento dinámico en carretera sin renunciar a una capacidad de carga de más de una tonelada.

nissan_navara_np300_2016_trasera.jpg

Además de la versión de doble cabina, pensada para un uso recreativo, existe la versión comercial con cabina mixta de cuatro plazas, denominada King Cab. Ésta sí recurre a la amortiguación por ballestas y cuenta con puertas traseras de apertura inversa, dos asientos posteriores plegables y una clara orientación al trabajo de carga.

Por lo que a mecánica se refiere, está disponible con motores turbo y biturbo del ya conocido 2.3 Diesel de origen Renault, con 160 y 190 caballos respectivamente. Este propulsor, que suena y vibra menos que el anterior 2.5, ofrece también el menor consumo de su clase, de 6,5 litros a los 100 kilómetros. En ambas versiones, su potencia y par son suficientes incluso a bajas revoluciones para mover con agilidad sus 2.038 kilos y tirar de un remolque de 3,5 toneladas. Para este último uso se agradecen los 30 caballos extra.

Asimismo, es posible elegir entre un cambio manual de seis marchas y una caja automática de siete relaciones, este último sólo disponible en las versiones de 190 caballos y los dos niveles de equipamiento superiores. Todas las configuraciones cuentan con tres modos de transmisión seleccionables desde un mando rotativo dispuesto en la consola central. Éste se puede accionar en marcha por debajo de 100 kilómetros/hora: el modo 4x4H para un uso normal fuera de asfalto, 4x4 de relaciones cortas para situaciones de baja adherencia sobre arena, nieve o barro, y un modo 4x2 con tracción exclusivamente a las ruedas delanteras destinado a su uso en carretera.

En cuanto a prestaciones, el nuevo Navara presenta un ángulo de ataque de 30,4 grados y 25,36 para el ángulo de salida. La altura libre al suelo en el eje trasero alcanza los 232 milímetros, con una capacidad de vadeo de 60 centímetros. Esta última cota es más que correcta, aunque inferior a la de sus competidores. Como muestra, el Ford Ranger alcanza los 80 centímetros. 

Todas las versiones incorporan de serie los habituales sistemas de ayuda a la conducción en vehículos todoterreno, como el asistente de arranque en pendiente, control de descenso con velocidad y frenada constantes, antibloqueo de freno en las cuatro ruedas, diferencial trasero con bloqueo electrónico y sistema de control de tracción.

Nissan preparó un circuito todoterreno para la prueba, donde pudimos comprobar el buen comportamiento del control de descenso y el confort que aporta la nueva suspensión trasera de muelles helicoidales sobre las ballestas sin perjuicio aparente en sus habilidades 4x4, si bien no lo condujimos con carga en la caja.

En el interior, el Nissan Navara de doble cabina mejora notablemente el confort de su antecesor gracias a unos asientos traseros con una inclinación 23 grados mayor y un aislamiento acústico reseñable. Un detalle: el climatizador cuenta con salidas independientes para las plazas traseras.

Nissan Navara NP300 2016 Interior

Está disponible con cuatro niveles de equipamiento: el acabado Visia, sólo disponible en la versión de 160 caballos, incluye de serie elementos como control de presión de neumáticos, espejos calefactados, programador de velocidad de crucero y sistema anti colisión frontal, entre otros. A éstos, el acabado Acenta añade el acceso y arranque sin llave y las llantas de aleación de 18 pulgadas. El acabado N-Connecta suma además la cámara de visión trasera, los faros antiniebla y el retrovisor interior electrocrómico. Por último, el acabado Tekna, con precio 5.000 euros superior al N-Connecta es el tope de gama y cuenta de serie con faros delanteros LED, cámara de visión periférica, navegador, control de distancia posterior durante el aparcamiento, asiento electrónico calefactado para el conductor y techo solar. En nuestra opinión, el acabado N-Connecta se propone como la mejor opción si incorporamos el pack opcional con navegador y barras en el techo por 1.297 euros.

El nuevo Nissan Navara ya está disponible desde 23.043 euros en su versión King Cab más básica, y llega hasta los 45.420 euros para la configuración de doble cabina Tekna con 190 caballos y cambio automático.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top