24 horas de Le Mans

Nissan, muy lejos de ser competitivo

Nissan es el cuarto fabricante en LMP1. Competirá con tres unidades.

La apuesta de Nissan es radical y distinta. Este año sufrirán

Sus miras están puestas en 2016

AmpliarNissan, novedade en todos los sentidos - SoyMotorNissan, novedade en todos los sentidos

Es el nuevo gallo en el corral. EL Nissan GT-R LM NISMO supone el regreso de la marca japonesa a la máxima categoría de las 24 horas de Le Mans. Y si algo ha buscado el fabricante nipón con su modelo es seguir una premisa clara: desmarcarse del resto. El LMP1 de Nissan ha nacido bajo un concepto muy distinto a los R18, 919 y TS 040. Eso se puede apreciar nada más ver su diseño. Al final, con la mínima inversión posible se ha buscado dar la vuelta a los guiones técnicos establecidos.

El Nissan GT-R LM Nismo nace de los experimentos del DeltaWing y el ZEOD RC. Y lo hace con señas de identidad de la marca. Con las siglas GT-R no quedaba otra, el LMP1 de Nissan es de motor delantero, a diferencia de sus competidores. Y a partir de ahí, los técnicos de Nissan han tenido que trabajar para compensar los problemas que derivan de colocar el propulsor en posición delantera, así como potenciar sus puntos fuertes. Y en esta línea, el Nissan GT-R LM Nismo es una obra maestra de la aerodinámica, aunque pueda parecer lo contrario.

Sin entrar en profundidad en su concepto aerodinámico, el Nissan GT-R LM NISMO está construido de tal forma que el aire atraviesa el vehículo, no lo rodea. Sobre el concepto de 'gota de agua', el vehículo ha tenido que incorporar un alerón trasero para mejorar el grip del tren posterior, una de las partes más delicadas de este LMP1. Por ende, toda la parte mecánica se aglutina en la delantera del vehículo, desde su motor Cosworth VRX30A NISMO, un propulsor tremendamente efectivo, hasta los dos volantes de inercia, que llevan al LMP1 de Nissan a englobarse en los vehículos que son capaces de recuperar 8 Megajulios. Desarrolla unos 1300 caballos.

Hasta aquí la teoría, pero la realidad es que el Nissan GT-R LM NISMO ha prometido más de lo que puede ofrecer. Su pobre rendimiento en el test oficial a pesar de marcar la mejor velocidad punta, problemas de homologación, de concepto y de suministro con los proveedores han llevado al LMP1 de Nissan a otra realidad. De hecho, a pesar de estar diseñado y homologado ante el ACO para recuperar 8 Megajulios de energía, el GT-R LM NISMO apenas recuperará 2 Megajulios por vuelta en las 24 horas. Los volantes de inercia no cumplen con el objetivo y eso ha llevado a numerosos cambios, incluido el hecho de competir con tracción delantera.

El resultado es un Nissan GT-R LM NISMO muy por debajo de sus prestacionales 'ideales'. Su ritmo podría estar en torno el 3:25 o 3:30 por vuelta, según las distintas estimaciones. Estaría a años luz del 3:15 que será aproximadamente el ritmo de los LMP1 punteros. Su juventud y los más que posibles problemas de fiabilidad tampoco son un buen compañero de viaje para intentar jugar la baza de la regularidad. En definitiva, pintan bastos para Nissan en las 24 horas de Le Mans 2015. Si la mecánica aguanta, será un gran test en el que aprender todo lo necesario para en 2016 estar en Le Mans con los 8 Megajulios, la tracción integral y siendo una verdadera amenaza para sus rivales. Este año ni se podrán acercar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top