Murciélago a la barbacoa

El coche era de su empresa

Había consumido cocaína

Cargando vídeo...

Un joven inglés estrella e incendia un Lamborghini Murcielago del concesionario en el que trabaja. 

Cary Atkins estaba conduciendo el deportivo por las calles de Essex cuando colisionó con el guardarrail del lado opuesto de la calzada y vio como el vehículo comenzaba a arder.

El conductor, que había dado positivo por consumo de cocaína en los tres análisis que se le realizaron, declaró, “Creo que pisé demasiado fuerte el acelerador y perdí el control”, según informaciones de The Daily Mail.

Atkins reconoció ante el juez que la noche anterior al accidente “había sido intensa”, pero pensó que ya no quedaría suficiente droga en su organismo para impedirle conducir legalmente. La policía no encontró evidencias de que Atkins hubiera bebido en el lugar del accidente, pero un test de drogas señaló que los niveles de cocaína estaban por encima del límite.

Atkins tenía permiso para usar el Murciélago de la empresa y estaba asegurado. A pesar de ello, el tribunal le ha retirado el permiso de conducir durante 24 meses y deberá pagar 145 libras -184 euros- por los costes del juicio y realizar 150 horas de servicios a la comunidad.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top